*Derecho Civil*
 

 
*Ingeniería Del Derecho*
Trabajos Publicados:
*Curriculum Vitae*
*Mi Monografía*
*Normas ISO En La Industria Mundial*
*Ingeniería De Metodos*
*Logística Industrial*
*El Manejo De Materiales*
*Los Costos Standars*
*Just In Time*
*Proyecto de Documentación Empresarial (PDE)*
*Quick TruCost*
*Factor De Potencia*
*Robótica Industrial*
*Derecho Civil*
*Derecho Penal*
*Derecho Ambiental*
*Derecho Procesal Civil*
*Derecho Procesal Penal*
*Mis Cuentos Favoritos*
El proceso de la adopcion en la Republica dominicana
Propósito de la Investigación.
Objetivos Generales.
•Investigar el proceso para la adopción en la republica dominicana.

Objetivos Específicos.
•Establecer las premisas históricas de la adopción.
•Describir los requisitos para la adopción nacional y para la adopción internacional en el republica dominicana.
•Enumerar los documentos y requisitos exigidos por el Código del Menor para que nacionales o extranjeros puedan adoptar a un niño, niña o adolescente en la republica dominicana.


Introducción.
Entendiendo la necesidad que tienen las familias, para tener un verdadero desarrollo que es tener hijos y partiendo de las premisas de que hay parejas que conforman un hogar y por razones biológicas o por enfermedades no pueden tenerlos y entendiendo que el Estado dispone de niños , niñas y adolescente que no tienen padres por diversas razones y que existen madres solteras que no pueden mantener esos hijos y los dejan a responsabilidad del Estado, además en muchos casos son hijos de enajenados que no pueden tenerlos.
Partiendo de esto los legisladores crearon leyes para que esos niños pudieran ser colocado en hogares donde recibieran el mismo trato que si estuvieran con sus padres biológico, estableciéndose la figura jurídica de orden publico e interés social que permite crear, mediante sentencia rendida al efecto , un vinculo de filiación voluntario entre personas que no lo tienen por naturaleza o entre personas que son parientes y quieren y desean tomar la responsabilidad de esos niños, niñas y adolecentes con la finalidad de criarlo como sus hijos con todas las consecuencias y responsabilidades que eso lleva.
Esta es una investigación que nos facilitara el conocimiento de algunas premisas históricas y los procesos, para la realización de una adopción, tanto en cuanto a la documentación requerida como en los pasos que hay que dar para lograrlo.
Esta investigación es bibliográfica se presenta formalmente con su portada, hoja de presentación, titulo, índice, introducción, objetivos, marco teórico, conclusión, recomendaciones y referencias bibliográficas.


La adopción: es un institución jurídica de orden público e interés social que permite crear, mediante sentencias rendida al efecto, un vínculo de filiación voluntaria entre personas que no lo tienen por naturaleza.
Premisas históricas
Como se ha indicado en la época de Justiniano la infancia terminaba a los 7 años y la impubertad, a los 14 años; Profari significo entonces pronunciar palabras cuyo sentido no se entendía y no como antes, que era no hablar.
Durante la época de Constantino (año 315 D.C.) se protegió a los niños desamparados y bajo la influencia del Cristianismo se crearon los primeros establecimientos para niños en situación difícil.
En Roma surge la Patria potestad como un derecho de los padres; sobre todo del padre, en relación con los hijos en derechos sobre la vida y la propiedad del mismo.
En Roma surge la adopción de caracteres definidos. Los romanos la sistematizaron y le dieron gran importancia, considerándose por tanto la adopción como de origen romano: "La adopción surge de una necesidad religiosa: Continuar el culto doméstico a los antepasados, el mismo que debió ser realizado por un varón".
Conjuntamente con el motivo religioso coexistía el interés político, ya que sólo el varón podía ejercerlo, tal es el caso de la adopción de Octavio por Cesar y la de Nerón por Claudio en Roma. Otros motivos como el de pasar de la calidad de Plebeyo a Patricio o viceversa, el interés económico, etc., dieron vigencia a esa adopción la misma que era establecida en beneficio del adoptante y del grupo social al cual este pertenecía resultando el adoptando un medio del cual se servía un individuo o familia para darse un sucesor de los bienes, del nombre, de las tradiciones aristocráticas y del culto de los antepasados familiares. La palabra adopción en Roma se convirtió en una voz genérica, y se distinguieron 2 especies: adrogación, que se aplica a los jefes de familia a sui uiris, y la adopción propiamente dicha, aplicable a los alieni uiris o hijos de familia. Por la primera el adoptado pasaba con todos sus bienes y con las personas que de él dependían, a la familia del adoptante. La segunda en cambio, se hizo a través de una forma ficticia; la mancipalia, alienato, per a est et libran, que destruía la patria potestyad y la In Jure Cesto, por la que el magistrado declaraba que el hijo pertenecía, como tal al adoptante. En los últimos tiempos de la República se introdujo la costumbre de declararla testamentariamente, en la misma que se consideraba como hijo de un ciudadano determinado, como hizo por ejemplo Julio César respecto a Octavio, pero entonces era precisa la ratificación por un plebiscito ni aun así, tal forma de adopción sólo otorgaba derechos hereditarios.
Es con actos de amor que se crea un vínculo irreversible entre los niños y adolescentes así como entre las personas dispuestas a integrarlos dentro de sus familias.
Técnicamente la adopción es una medida de protección a las niñas, niños y adolescentes entre personas que por naturaleza no la tienen

LA ADOPCION EN LA REPUBLICA DOMINICANA
La Republica Dominicana es signataria de la mayoría de instrumentos jurídicos internacionales relativos a la protección de menores y a la adopción, incluyendo la convención de la Haya sobre la Protección de Menores y la Cooperación en materia de adopción internacional. Esto no impide su aplicación en el país y de hecho la actual legislación dominicana sobre la materia esta inspirada y se corresponde con lo establecido en esta convención del año 1993.
A partir de la entrada en vigencia del Nuevo Código para la protección de Niños, Niñas y adolescente (ley 136-03 de fecha 7 agosto 2003), podrán ser adoptados:
a)Niños, niñas o adolescentes huérfanos de padre y madre;
b)Niños, niñas o adolescentes de padres desconocidos que se encuentren bajo la tutela del estado;
c)Niños, niñas o adolescentes cuyo padres y madres hayan sido privados de la autoridad parental por sentencia;
d)Niños, niñas y adolescentes cuyos padres consientan la adopción.

En la república dominicana existe la adopción plena o privilegiada en la cual el niño va a vivir con su familia adoptiva y rompe todos los vínculos con su familia biológica y según lo dispone el nuevo Código la entrega voluntaria del menor deberá realizarse directamente mediante acto autentico entre los padres biológicos y el Consejo nacional para la niñez y la adolescencia (CONANI), que es el organismo oficial dominicano que regula la fase administrativa del proceso de adopción.
Requisitos para la adopción en la República Dominicana

Los requisitos para que un extranjero pueda adoptar un niño, niña o adolecente en República Dominicana son los siguientes:
•Ser mayor de 30 años de edad (Art. 117 C.M.).
•Podrán adoptar las personas mayores de 30 años de edad, independientemente de su estado civil, siempre que el o la adoptante garanticen idoneidad física, moral, social y sexual, que permita ofrecer a un niño, niña o adolescente un hogar que garantice su bienestar integral. Las mismas calidades serán exigidas a quienes adopten de manera conjunta.
•Entre adoptante y adoptado debe existir una diferencia de edad no menor de 15 anos, que sea compatible con una relación de paternidad y maternidad. Esta diferencia de edad no será exigible cuando la adopción se haga a favor del hijo o hija del otro conyugue, previo consentimiento de la madre o del padre, si este lo ha reconocido.
•No será obstáculo para la adopción la existencia de hijos e hijas propios de los adoptantes. Sin embargo, cuándo en estos casos los hijos hijas sean mayores de 12 anos de edad, deberán externar su parecer sobre la adopción mediante comparecencia personal ante el Juez de Niños, Niñas y Adolescentes o ante el consulado del país donde residan los hijos biológicos de los adoptantes, el cual recibirá su opinión sobre la adopción y lo hará constar en un documento que remitirá ante las autoridades competentes en materia de adopción.
Excepcionalmente, por circunstancias apreciables por el juez, podrán comunicar por escrito su punto de vista sobre dicha adopción.
•La edad límite para adoptar es de 60 años. Excepcionalmente una persona mayor de esta edad podrá adoptar en las siguientes situaciones:
a)Cuando ha tenido la crianza, cuidado y protección del niño, niña o adolescente previo a la solicitud de adopción;
b)En los casos de familiares que quieran adoptar un niño, niña o adolescente, cuando los padres o responsable han sido despojados judicialmente de la guarda.
•Solo podrán adoptar: los conyugues casados durante tres (3) años y los extranjeros durante (5) años.
•Las parejas Dominicana que demuestren una convivencia ininterrumpida por lo menos de cinco (5)años;
•Las personas célibes que de hecho tengan ya la responsabilidad de la crianza y educación de un niño ,niña o adolescente:
•El viudo o la viuda, si en vida del conyugue ambos hubieran comenzado el procedimiento de adopción.
•El conyugue divorciado o separado cuando el procedimiento de adopción ya existía al tiempo del divorcio o la separación:
•El o la conyugue en matrimonio o la pareja unida consensualmente podrá formalizar la adopción del hijo o hija del otro u otra conyugue;
•Los abuelos, tíos y hermanos mayores de edad, a sus nietos, sobrinos y hermanos menores, cuyo padre o madre o ambos progenitores hayan fallecido y los adoptantes puedan garantizar el bienestar integral de sus parientes.
•Cuando la solicitud en adopción provenga de una persona soltera, los organismos pertinentes deberán ponderar y tener sumo cuidado, determinando claramente los motivos del adoptante, a fin de evitar la distorsión del espíritu de la institución adoptiva y propiciar, un óptimo desarrollo físico, psíquico, social y sexual para el futuro adoptado.
•Le corresponde al padre y a la madre consentir valida y voluntariamente la adopción privilegiada de sus hijos e hijas, previstos el consentimiento se dará en el acto mismo de la adopción o por acto autentico separado ante el notario o ante el juez de paz de domicilio o residencia del ascendiente o ante los agentes diplomáticos y consulares en el extranjero.
•Son personas capaces de expresar su consentimiento:
a) Los padres casados o en unión consensual en el caso de hijos e hijas declarados o reconocidos, el padre y la madre deberán dar su consentimiento a la adopción del hijo e hija respecto del cual se ha establecido la filiación.
b) El padre o la madre con imposibilidad de manifestar su consentimiento si uno de ellos ha fallecido o se encuentra en la imposibilidad de manifestar su voluntad basta el consentimiento del otro; si el padre y la madre del niño o niña adolescente han fallecido o están en la imposibilidad de manifestar su voluntad por ausencia, desaparición o incapacidad mental el consentimiento debe ser otorgado por el representante legal o tutor ad-hoc;
c) Padre y madre separados o divorciado: Si el padre y la madre están separados o divorciados, es necesario el consentimiento de ambos padres; En caso de divergencia entre ambos padres, respecto de la adopción el niño o niña y adolescente la sala de lo civil del tribunal niño o niña adolescente será competente para decidir si procede o no la adopción con el solo consentimiento del padre que tiene la guarda.
d) en caso de padre y madre despojados de autoridad la condición de niño, niña adolescente cuyo padre haya perdido su autoridad, se acreditara por la declaración de pérdida de autoridad mediante la presentación de la sentencia que así lo estipula. El consentimiento deberá ser dado por el representante legal previo opinión del consejo de familia
e) hijos de padres desconocidos: cuando se trate de un hijo o hija de padres desconocidos el consentimiento será otorgado por la presidencia del consejo nacional para la niñez y la adolescencia (CONANI) en calidad de tutor ad-hoc.
La condición de niño y niñas adolescentes de filiación desconocida se acreditara por la sentencia de declaración de abandono, ordenada por el tribunal de niño o niña adolescente donde fue encontrado.
•Ninguno de los esposos podrá adoptar sin el consentimiento del otro, salvo en los casos de separación o presunción de ausencia o desaparición.
•Nadie podrá ser beneficiado por más de una adopción.
•Todas las adopciones procederán a favor de personas menores de 18 años a la fecha de la solicitud.
Adopción internacional
Se considera adopción internacional cuando los adoptantes y el o la adoptado(a) son nacionales de diferentes países o tengan domicilio o residencias habituales en diferentes Estados.
•Si los adoptantes son extranjeros o dominicanos residentes fuera del país, deberán aportar además los siguientes documentos:
a) Certificación expedida por el organismo o autoridad oficialmente autorizada, en la que conste el compromiso de efectuar el seguimiento del niño, niña o adolescente en proceso de adopción, hasta su nacionalización en el país de residencia de los adoptantes;
b) Autorización o visado del gobierno del país de residencia de los adoptantes para el ingreso del niño, niña o adolescente adoptado(a);
c) Además de los documentos exigidos, probatorios de idoneidad para la adopción, especificados en el artículo 140 del código del menor (ley136-03), la autoridad administrativa competente estará facultada para requerir otros documentos al país del extranjero o de residencia del dominicano adoptante, que considere necesario a esos fines.
Párrafo.- Si los documentos indicados anteriormente no estuvieran redactados en español, deberán ser traducidos por un intérprete judicial, debidamente legalizado, con las formalidades correspondientes.


Procedimiento de la adopción privilegiada.
Fase Administrativa:
ORGANISMO A CARGO. La fase administrativa de protección está a cargo del Departamento de Adopciones del Consejo Nacional para la Niñez y Adolescencia (CONANI). La fase administrativa de protección tendrá dos procedimientos a seguir, según se trate: si es una entrega voluntaria o está precedida por una declaración de abandona o de pérdida de la autoridad parental.
ENTREGA VOLUNTARIA. El padre o la madre que decida entregar su hijo o hija en adopción deberá comunicar su decisión al Departamento de Adopción del Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (CONANI) y justificará las razones de dicha entrega, para que este organismo seleccione una familia adoptante para el niño, niña o adolescente, entre las que han hecho solicitud de adopción por ante esta entidad.
Párrafo.- Si el Consejo Nacional para la Niñez y Adolescencia (CONANI) recibe al niño, niña o adolescente, hasta tanto se seleccione la familia adoptante, el cuidado protección estará bajo su responsabilidad.
CONSENTIMIENTO ENTREGA VOLUNTARIA. La entrega para adopción se realizará mediante acto auténtico entre los padres biológicos y el presidente del Consejo Nacional para la Niñez v la Adolescencia (CONANI), cumpliendo con todos los requisitos de la ley.
ADOPCION POR FILIACION DESCONOCIDA. En los casos de la adopción por filiación desconocida deberá estar precedida de la declaración de abandono: que será debidamente dictada por el Tribunal de Primera Instancia de Niños. Niñas y Adolescentes, de acuerdo a los términos de este Código; previa solicitud del Consejo Nacional para la Niñez, la Adolescencia (CONANI), quien presentará a éste los resultados de la investigación sobre el abandono de que ha sido victima el niño, niña o adolescente. Una vez el tribunal emita la sentencia administrativa, la enviará al Departamento de Adopciones del Consejo Nacional parada Niñez y la Adolescencia (CONANI), para que éste prosiga la formalización de la adopción.

ADOPCIÓN PRECEDIDA POR DECLARACIÓN DE PERDIDA DE AUTORIDAD PARENTAL. En los casos de niños, niñas y adolescentes cuyos padres y madres hayan perdido su autoridad parental mediante sentencia del Tribunal de Niños, Niñas y Adolescentes, el Departamento de Adopción del Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia promoverá su adopción en la familia ampliada o le asignará una familia de las que han solicitado adopción por ante esa entidad.
CONVIVENCIA PROVISIONAL DE LOS ADOPTANTES. Toda demanda en adopción debe estar precedida de una etapa de convivencia de los adoptantes con el adoptado(a) por el plazo establecido en este Código, tomando en cuenta las circunstancias de cada caso.
Párrafo I.-: En caso de que él o la adoptante sea residente o domiciliado fuera del país, el plazo de convivencia dentro del territorio nacional tendrá una duración mínima de sesenta (60) días, cuando se trate de niños y niñas menores de doce (12) años, y de treinta (30) días, cuando él o la adoptado sea mayor de doce (12) años de edad.
Párrafo II.- No obstante, la parte interesada, por razón de fuerza mayor o teniendo en cuenta la circunstancia del caso, podrá solicitar la reducción del tiempo de convivencia al juez, siempre que una institución del país de origen de los adoptantes garantice la seguridad del niño, niña o adolescente que se pretenda adoptar, como también el cumplimiento de las condiciones de la convivencia. Cuando se trate de niño o niña, en ningún caso la convivencia podrá ser menor de treinta (30) días.

Documentos que se requieren presentar para iniciar el proceso de adopción internacional en la Republica Dominicana. Estos documentos deben estar legalizados por el Consulado General de la Republica Dominicana y traducidos al español:
•Informe de estudio psicológico de los adoptantes, realizado por una entidad pública competente en materia de protección del niño en el país de origen o de residencia de los solicitantes;
•Estudio biológico y social de los adoptantes;
•Carta de solicitud de adopción dirigida al CONANI suscrita por los adoptantes;
•Autorización mediante poder a un abogado dominicano para que haga el procedimiento;
•Actas de nacimiento de los adoptantes ;
•Acta de matrimonio de los adoptantes;
•Certificados de No Antecedentes Penales y de No Delincuencia de los adoptantes expedidos por las autoridades competentes;
•Certificación de una entidad de carácter cívico, comunitario o religioso sobre idoneidad moral y social de los adoptantes;
•Certificados médicos individuales de los adoptantes;
•Pruebas de solvencia económica de los postulantes (carta de banco, carta de trabajo, declaración jurada de ingresos);
•Acto de no oposición de los hijos mayores de 12 años de los adoptantes (Si procede);
•Certificación o documento de un organismo oficial autorizado del país de residencia de los adoptantes donde conste que se le dará seguimiento al adoptado para su nacionalización en el país de los adoptantes;

DOCUMENTOS exigidos por el código del menor para la adopción privilegia en la república dominicana.
a) Estudio biosicosocial de los adoptantes;
b) Consentimiento de adopción debidamente legalizado;
c) Acta de nacimiento de los adoptantes y adoptado(a);
d) Acta de matrimonio o de notoriedad en la cual se haga constar la convivencia extramatrimonial de los adoptantes, sin perjuicio de las que corresponden a los demás requisitos exigidos por este Código;
e) Copia de la declaración de pérdida de la autoridad parental o autorización de adopción, según sea el caso;
f) Certificación de idoneidad, con vigencia no mayor de seis meses, expedida por el Departamento de Adopciones del Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia;
g) Certificación de una entidad de carácter cívico, comunitario o religioso, sobre la idoneidad física, mental, social y moral de los adoptantes;
h) Certificación de convivencia del Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia;
i) Certificación de cumplimiento de criterios de asignación de niños, niñas y adolescentes, emitida por la Comisión de Asignación de Niños, Niñas y Adolescentes a familias adoptantes;
j) Certificado de no antecedentes penales y certificado de no delincuencia de los adoptantes, expedidos por autoridad competente;
k) Certificado médico de los adoptantes;
l) Poder especial otorgado al abogado de la parte adoptante, debidamente legalizado por la Procuraduría General de la República;
m) Copia de las cédulas o pasaportes de los adoptantes y padres biológicos;
n) Acto de no oposición de los hijos mayores de doce años de los adoptantes, en caso de que existan.

FASES ADMINISTRATIVAS JURISDICCIONAL DE LA ADOPCION PRIVILEGIADA.

PERSONAS CON CAPACIDAD PARA SOLICITAR ADOPCION.
La solicitud de homologación solo puede ser presentada por los interesados en ser declarados adoptantes o su representante por ante el tribunal del niño, niña y adolescente del domicilio de la persona o entidad bajo cuyo cuidado se encuentre el o la adoptado(a).
- SOLICITUD DE ADOPCIÓN. La solicitud de homologación de la adopción se presentará ante la sala civil del Tribunal de Niños, Niñas y Adolescentes, acompañada de los documentos descritos en el artículo anterior.
Párrafo I.- En los tres días siguientes del apoderamiento de la demanda, el tribunal enviará el expediente al Ministerio Público de Niños, Niñas y Adolescentes, quien emitirá su opinión en los cinco (5) días subsiguientes de haberlo recibido.
Párrafo II.- Vencidos los plazos anteriores, el Juez de Niños, Niñas y Adolescentes dictará sentencia, homologando o rechazando la solicitud, en los diez días subsiguientes.

INSUFICIENCIA DE DOCUMENTOS PROBATORIOS. Cuando el o la juez estime insuficientes los documentos probatorios de idoneidad que acompañen el expediente, según lo establecido en el artículo 140 del Código del menor, otorgará un plazo de diez (10) días a la parte interesada para que complete el expediente. Vencido este plazo, el Juez de Niños, Niñas y Adolescentes tomará la decisión correspondiente en los diez (10) días subsiguientes.

SENTENCIAS DE ADOPCIÓN PRIVILEGIADA Y SU PUBLICIDAD.
La sentencia de adopción será motivada, aún tenga carácter administrativo jurisdiccional, y deberá redactarse en términos claros y precisos.
Estos dispositivos deberán ser transcritos en el registro de adopciones de la oficialía del estado civil en el cual se haya efectuado la declaración del nacimiento del niño, niña y adolescente y deberá ser hecha dentro de los 30 días anteriores a la sentencia.
La TRANSCRIPCIÓN enunciara el día, hora y el lugar de nacimiento, el sexo, su nombre como resultan de la sentencia de adopción y los nombres, apellidos, fecha y lugar de nacimiento, profesión y domicilio de los adoptantes. (No debe contener ninguna indicación relativa a la filiación anterior del adoptado.)
El Oficial del Estado Civil anotará la mención "adopción" en el margen superior del libro de la declaración de nacimiento original del adoptado.
Todos los documentos y actuaciones administrativas o jurisdiccionales propios del proceso de adopción serán reservados por un término de treinta (30) años, en un Tribunal de Niños, Niñas y Adolescentes. Sólo podrá expedirse copia de los mismos a solicitud de los adoptantes o del adoptado al llegar ala mayoría de edad y del Ministerio Público de Niños, Niñas y Adolescentes.
El funcionario o empleado que permitiere el acceso a los documentos referidos o que expidiere copia de los mismos a personas no autorizadas en este artículo, incurrirá en exceso de poder y será sancionado con la destitución del cargo y multa de uno (1) a tres (3) salario mínimo establecido oficialmente.

Nulidad de la sentencia de adopción.
Se podrá pedir la nulidad de la sentencia de adopción cuando se comprueben irregularidades graves, después de evacuada la sentencia de homologación, puede ser anulada a petición del/la adoptado(a) o de sus padres biológicos o del Consejo Nacional para la Niñez y Adolescencia (CONANI) y del Ministerio Público de Niños, Niñas y Adolescentes.


CONCLUSION.
Después de consultar varios tratados y leyes y la internet logramos recopilar una serie de informaciones sobre la adopción, las cuales nos dan a entender que en nuestro código del menor nuestro legisladores se esmeraron para crear una ley que recopilara de manera extraordinaria experiencias y conocimientos de diferentes legislaciones y fruto de un conocimiento bien acabado realizaron el código del menor; en el cual tratan de manera magistral todo lo que es la adopción.


BIBLIOGRAFÍA
1.Tratado Elemental De Derecho Romano. Edición 2005. Eugene Petit
2.Nuevo Código Del Menor, Ley 136-03, primera edición 2004, moca R.D, editora Dalis Lic. Juan Pablo Acosta y Lic. Trajano Vidal Potentini.
3.Código Civil y legislación complementaria. Lic. Juan Pablo Acosta. Decima quinta edición 2007. Editora Dalis
4.Ley No. 659 sobre actos del estado civil y legislación complementaria, santo domingo, republica dominicana 1997.
5.http://www.la-republique-dominicaine.org/republica-dominicana-adocion.html
El divorcio.
Capitulo I.
El divorcio.
1.1Concepto.
El divorcio puede definirse como el acto de separar, desunir, o romper el lazo jurídico del matrimonio entre los esposos, por intermedio de una decisión judicial, emanada de un tribunal competente.
“El divorcio, es la ruptura del vínculo conyugal, pronunciado por tribunales, a solicitud de uno de los esposos o de ambos” .

1.2 Causas del divorcio.
•El mutuo consentimiento de los esposos: es aquel mediante el cual las partes se ponen de acuerdo para divorciarse porque no pueden seguir viviendo, pero no quieren someterse a litigios ni contradicciones.
•La incompatibilidad de caracteres: debe ser justifica por hechos cuya magnitud sea suficiente como para motivar el divorcio. Ejemplo: infidelidad de los cónyuges, perturbación social, entre otros.
•La ausencia: debe esta decretada por el tribunal de conformidad con las prescripciones contenidas en el Capitulo II, Titulo IV, del Código Civil.
•El adulterio de cualquiera de los cónyuges.
•La condenación de uno de los esposos a una pena criminal: esta causa solo podría alegarse cuando la sentencia condenatoria haya adquirido la autoridad de la cosa irrevocable juzgada. No podrá pedirse el divorcio por esta causa si la condenación es la sanción de crímenes políticos.
•Las sevicias o injurias graves cometidas por uno de los esposos respecto del otro: se refiere a los malos tratos, la violencia, las vías de hecho, los golpes ocasionados en perjurio del otro cónyuge.
•El abandono voluntario que uno de los esposos haga del hogar: siempre que no regrese a el en el término de dos años. Este plazo tendrá como punto de partida la notificación auténtica hecha al cónyuge que ha abandonado el hogar por el otro cónyuge.
•La embriaguez habitual de uno de los esposos, o el uso habitual o inmoderado de drogas estupefacientes: conlleva a sanciones penales, por violación a la ley 50-88 sobre drogas y sustancia controladas.

Capitulo II.
Tipos De Procedimientos De Divorcios En La República Dominicana.
2.1 El procedimiento ordinario: en estos procedimientos tenemos el divorcio por mutuo consentimiento y divorcio por una causa determinada, específicamente establecida por la Ley de Divorcio como:
•Incompatibilidad de caracteres.
•Adulterio.
•Ausencia de cualquiera de los cónyuges, decretada por el tribunal
•Condenación de uno de los cónyuges a una pena criminal.
•Sevicias o injurias graves cometidas por uno de los cónyuges respecto del otro.
•Abandono voluntario del hogar por uno de los cónyuges.
•Alcoholismo y/o drogadicción.
2.2 El procedimiento de divorcio extraordinario o Divorcio "Al vapor": El divorcio especial o 'divorcio al vapor' es un procedimiento instituido especialmente para extranjeros o dominicanos no residentes en el país en caso de divorcio por mutuo consentimiento.
Al igual que en el procedimiento ordinario de divorcio, y debido a que los cónyuges se divorcian por mutuo consentimiento, la ley exige que se suscriba un acuerdo formal de separación donde se hagan constar cuestiones como la división o partición de los bienes de la comunidad.

2.1.1 Procedimiento De Divorcio Por Mutuo Consentimiento.
Para realizar el Divorcio por mutuo consentimiento deben cumplirse las siguientes condiciones:
Aquellos esposos que tengan mas de dos años y menos de treinta de vida en común, y cuando el esposo tenga menos de 60 años de edad, y la esposa menos de 50 años; en caso contrario no es admisible este tipo de procedimiento y en consecuencia debe descartarse, inmediatamente, la posibilidad de realizarlo por esta vía. (Art. 27, Ley 1306-bis).
Para la realización del Divorcio por Mutuo Consentimiento el tribunal competente es el de Primera Instancia del domicilio de las partes o domicilio conyugal.
En el Procedimiento de Divorcio por Mutuo Consentimiento, las partes no tienen que decir ante el Tribunal las razones íntimas que tiene cada uno para divorciarse, diferente a lo que ocurre en el procedimiento de divorcio por la causa determinada de incompatibilidad de caracteres.
Tanto para el Divorcio por Mutuo Consentimiento como por Incompatibilidad de Caracteres, son requisitos indispensables los siguientes documentos:
a)- El Acta de matrimonio debidamente legalizada.
b)- Las actas de nacimiento de los hijos, si los hay.
c)-Los documentos justificativos de propiedad, si los hubiere.
d)- Las documentaciones propias de cada caso en particular y sobre todo levantar la mencionada Acta de Convenciones y Estipulaciones ante un Notario Público.

2.1.1.1 Redacción y Contenido del Acta de Convenciones y Estipulaciones:
El Acta de Convenciones y Estipulaciones es el documento base para este tipo de Divorcio y para su elaboración deben observarse, a pena de nulidad, determinadas formalidades.
Las partes previamente de acuerdo, se dirigen ante un Abogado Notario Público y le manifiestan el deseo de divorciarse, el abogado procede a confeccionar el documento denominado Acta de Convenciones y Estipulaciones, dicho acto debe ser firmado por las partes, conjuntamente con el Notario. En el contenido de este documento se deberá demostrar que las partes se han puesto de acuerdo, con relación a los puntos fundamentales que han de regir esa separación, y que comprende lo relativo a:
-La pensión ad-litem o la mención de la renuncia a la misma por parte de la mujer.
-Convenir en qué casa residirá la esposa mientras dura el procedimiento.
-La guarda de los niños menores de edad, si los hubiere.
-La manutención de los hijos.
-La partición de los bienes muebles e inmuebles o la mención de que no fomentaron ningún bien.
-Lo relativo al poder otorgado al abogado para que lleve a cabo el procedimiento.
Esta Acta, es un acto auténtico, ya que ha sido redactado por un Abogado Notario Público con derecho y capacidad para levantar escritura observando las solemnidades requeridas. La Autenticidad es el carácter de verdad que la ley imprime a ciertos actos sometidos a formalidades específicas. (Contenido en el Art.28 Ley 1306-bis)

2.1.1.2 Solicitud y Fijación de Audiencia:
Después de haber realizado el Acta de Convenciones y Estipulaciones se procede a realizar una instancia solicitando a la presidencia de la Cámara Civil y Comercial la asignación de una sala y obtener la respectiva fijación de audiencia, acompañando esa solicitud de los documentos que le sirven de base a la demanda de divorcio.
El Acta de Convenciones y Estipulaciones debe ser depositada con la instancia, el acta de matrimonio original y el acta de nacimiento de los hijos, si los hay, ante el Tribunal Civil competente solicitando la disolución de la unión matrimonial.

2.1.1.3 Audiencia y Emisión de Sentencia:
El día de la audiencia, comparece el Abogado apoderado, quien en representación de ambas partes, y sin que haya contestación litigiosa de ninguna índole, procede a leer las conclusiones de fondo y solicitar que sean acogidos por el Tribunal, los acuerdos a que arribaron las partes al momento de levantar el Acta de Convenciones y Estipulaciones.
Las partes siempre tienen abierta la posibilidad de modificar sus acuerdos, aún durante el desarrollo de la audiencia y en presencia del Juez.

2.1.1.4 Obtención, Registro y Pronunciamiento de la Sentencia:
El Juez se limita, por regla general, a homologar el Acta de Convenciones y Estipulaciones, emitiendo una sentencia que admite el divorcio entre los cónyuges y ordena el procedimiento de la misma ante el Oficial del Estado Civil correspondiente.
Después de gestionar y obtener la sentencia de divorcio, se procede a registrarla para que tenga fecha cierta, y la parte más diligente acude por ante el Oficial del Estado Civil correspondiente a los fines de cumplir con la formalidad del pronunciamiento.

2.1.1.5 Publicación del Divorcio:
El siguiente paso consiste en publicar en un periódico de circulación nacional un extracto contentivo del dispositivo de la sentencia de divorcio. Tras realizarse la publicación del divorcio, se obtiene una copia certificada por la Dirección del periódico, dando constancia de la certeza de la referida publicación e indicando el número y la edición correspondiente.

2.1.1.6 Recursos que Pueden Interponerse:
En los divorcios por Mutuo Consentimiento, no es admisible ningún tipo de recurso que tienda a atacar la decisión emanada del Tribunal, toda vez que la misma se dio como consecuencia de la manifestación voluntaria, taxativa, invariable, inequívoca, y conjunta de ambos esposos; quienes al momento de levantar el Acta de Convenciones y Estipulaciones, renuncian implícitamente a revocar tal decisión o a acudir por ante un tribunal superior para fines de reformación o revocación de la sentencia que se origine como consecuencia de dicho acuerdo. El Art. 32 de la Ley 1306- bis sobre Divorcio, plantea que "La Sentencia que ordene el Divorcio por Mutuo Consentimiento será Inapelable"
Como podemos observar el legislador niega la posibilidad de incoar el Recurso de Apelación, sin embargo aunque solo se mencione ese recurso, la prohibición es extensiva a los demás recursos ordinarios como extraordinarios, existentes en nuestra legislación.
Lo anterior, no impide que en casos de dolo, fraude, alteraciones, falsificaciones, fallos, las partes no puedan elevar el recurso de revisión Civil previsto por el Artículo 480 y siguientes del Código de Procedimiento Civil. En cuyos casos la parte lesionada podría ejercerlo, a los fines de obtener su retractación.

2.1.1.7 Consideraciones Finales sobre este Procedimiento de Divorcio:
En el caso de cónyuges dominicanos residentes en el extranjero, las convenciones y estipulaciones podrán ser redactadas a través de apoderados especiales y firmadas por éstos por ante un Notario Público de la jurisdicción que ellos indiquen, en el acto contentivo del poder. En dichas convenciones y estipulaciones, las partes otorgarán, de manera expresa, competencias a un Juez de Primera Instancia de la misma jurisdicción señalada por ellos en el poder, para conocer y fallar sobre el Divorcio. (Art.27 Ley 1306-bis)
Los extranjeros que se encuentran en el país aún no siendo residentes, podrán divorciarse por Mutuo Consentimiento, siempre que, hallándose por lo menos uno de ellos presente en la audiencia, y el otro representado por apoderado especial, convengan de manera expresa en atribuir competencia a un Juez de Primera Instancia, en el acta de convenciones y estipulaciones levantada por un notario Público de la misma jurisdicción del Tribunal por ellos señalado. Para el caso previsto en este párrafo, no serán aplicables las disposiciones del artículo 27 de la Ley."

2.1.2 Procedimiento de la Demanda de Divorcio por la Causa Determinada de Incompatibilidad de Caracteres.
Las condiciones exigidas para que exista, tal como lo dispone la ley y es mantenido por la jurisprudencia "la incompatibilidad de caracteres" como causa de disolución del matrimonio, debe estar justificada por hechos que determinen la infelicidad de los cónyuges y una perturbación social". Basta que la "vida común sea insoportable", que ese estado sea causa de perturbación social, es decir que haya transcendido al dominio público, y que además, de acuerdo con la jurisprudencia, sea imputable al cónyuge demandado para que esta causa quede determinada. Estas causas consisten en sevicias e injurias graves.

2.1.2.1 La jurisprudencia considera como injurias graves:
a) Diversas faltas a las relaciones sexuales, tales como negativa de un cónyuge a tener descendencia, la homosexualidad.
b) Algunas violaciones a las obligaciones matrimoniales, como son: el abandono del domicilio conyugal, el adulterio, trasmisión de una enfermedad venérea.
c) La forma en que se comporta uno de los cónyuges, cuando existe la embriaguez habitual, si se cometen actos delictivos o dilatación por el marido de los bienes de su mujer, venta del mobiliario común por la mujer cuando el marido estaba ausente.

2.1.2.2 Contenido y formalidades del emplazamiento.
Esta demanda en Divorcio debe realizarse por medio de un acto de emplazamiento ordinario en el cual se cumplan todas las formalidades de forma y de fondo exigidas por la ley, debiendo solo agregarle algunas menciones especiales.
Primeramente, es necesario antes del abogado empezar el procedimiento, tenga a mano todos y cada uno de los documentos que hará valer como soporte de sus pretensiones, tales como:
a) El acta de matrimonio debidamente legalizada.
b) Las actas de nacimiento de los hijos, si lo hubiere.
c) El poder de representación.
d) Las publicaciones del Aviso del Periódico cuando la mujer es la demandada y su residencia es desconocida.
e) La lista de los testigos que se quiere sean escuchados en la audiencia.
f) Cualquier otro documento que acorde con las características propias de cada proceso sirva de soporte a la demanda.
El Art.4 de la Ley de Divorcio No.1306-Bis exige que los documentos sean notificados al demandado conjuntamente con el acto de emplazamiento.
El emplazamiento del divorcio debe indicar la citación expresa para que el demandado comparezca personalmente o mediante un apoderado con "poder auténtico" al tribunal, en el día previsto y a la hora señalada, razón por la que no se emplaza para que se constituya abogado sino para que se presente al Tribunal, porque la citación es a fecha fija.
El emplazamiento debe contener además la indicación de que la audiencia será celebrada a puertas cerradas, que se están notificando los documentos en cabeza del acto y debe contener las conclusiones correctamente detalladas, en cuanto a la regularidad y admisibilidad de la misma y sobre todo, a pena de nulidad, lo relativo al pedimento de la guarda de los menores, siempre y cuando fuere procedente.

2.1.2.3 La guarda de los Menores.
En este sentido el Juez debe acoger lo que las partes hayan acordado sobre la guarda de los menores y que a falta de convenio entre los esposos todos los hijos menores de cuatro años deben permanecer al amparo y bajo el cuidado de la madre, a menos que el divorcio no se pronuncie contra ella por haber sido condenada a una pena criminal, por cometer sevicias e injurias graves en contra del esposo, por haber abandonado voluntariamente por mas de dos años el hogar o por embriagarse o consumir habitualmente drogas estupefacientes.
El Art. 12 de la Ley de Divorcio No.1306-Bis, establece las pautas a seguir por el juez para la atribución de la guarda de los hijos en la sentencia que admite el divorcio, según las cuales "el juez debe atenerse en primer término, a lo que las partes hubieren convenido", si tal acuerdo se hubiese logrado. Teniéndose como norma orientadora la disposición del citado Art.12 que obliga al juez atenerse a la mayor ventaja de los hijos, es forzoso admitir, con la jurisprudencia, que la guarda puede ser acordada a uno de los esposos, a un miembro de sus familiares o a un tercero.
Se admite que el juez está facultado para reglamentar el derecho de visita del cónyuge a quien no le es confiada la guarda o, de los derechos de ambos esposos, en el caso de que la guarda haya sido confiada a una tercera persona.

2.1.2.4 Emplazamiento a Domicilio Desconocido.
Puede darse el caso de que se desconoce la residencia y el domicilio de la parte demandada ya sea porque reside en el extranjero o porque aún residiendo en la República Dominicana, no se sabe con exactitud el lugar de su residencia.
El emplazamiento a domicilio desconocido tiene una doble finalidad determinar la competencia, y garantizar el derecho de defensa de la parte demandada.
Cuando el demandado reside fuera del territorio dominicano, se considera como tribunal competente el tribunal del domicilio de la parte demandante, sin embargo las modificaciones procedimentales introducidas por la Ley 50-00 de fecha 26 de julio del año 2000, al establecer un mecanismo de apoderamiento aleatorio de los expedientes hace inexplicable esa modalidad de determinación de competencia debido a que ya las cámaras civiles y comerciales no tienen una jurisdicción específica como antes sino que sin importar el lugar de residencia del demandante o del demandado pueden ser apoderadas aleatoriamente de un expediente para cuyo conocimiento no podrá declararse incompetentes, como ocurría a veces, en que algunos jueces se declaraban incompetentes y enviaban el asunto por ante otro que también se declaraba incompetente, porque era al magistrado que originalmente había declarado la incompetencia a quien le correspondía conocer a fondo del mismo, dejando el expediente en un limbo jurídico y provocando significativas perdidas de tiempo y de recursos tanto para los clientes como para los abogados.

2.1.2.5 De las Notificaciones a Domicilio Desconocido:
Tan pronto se determina que la parte demandada tiene domicilio desconocido, el acto de emplazamiento debe hacerse con varios traslados:
1ero. al lugar de la última residencia del emplazado y hacer constar, ya sea hablando con un vecino o una persona que resida en ese mismo domicilio que la persona que se pretende localizar no reside ahí, o que no lo conocen. Luego el Alguacil después de realizar el traslado al último domicilio del demandado, debe trasladarse al Tribunal que va a conocer de la demanda y notificar en la Secretaría su intención de fijar en la puerta del mismo una copia del acto de emplazamiento, procediendo a colocarlo en un mural destinado a tales fines, debiendo además notificar copia del acto al Procurador Fiscal del Distrito Judicial correspondiente, quien procede a visar el original.

2.1.2.6 Formalidades de publicidad en la citación a domicilio desconocido:
Si la parte demandada es el esposo, basta con lo anteriormente descrito, pero si por el contrario a quien se demanda es a la mujer, entonces debe cumplirse una formalidad previa consistente en publicar durante tres días consecutivos, en un periódico de circulación nacional, un aviso, indicándole a la mujer que a falta de conocer su residencia se procederá a notificar el emplazamiento en manos del Procurador Fiscal del Distrito Judicial correspondiente. Estas publicaciones deben ponerse en cabeza de la demanda.
El Aviso publicado en el periódico debe contener las generales de la parte demandada, su último domicilio conocido, el día en que se hará el emplazamiento en manos del Fiscal, el objeto de la demanda, la fecha en que se celebrará la audiencia y las generales de la parte demandante.
Las tres publicaciones deben ser registradas y certificadas por la editora responsable del periódico, porque copias de esas publicaciones deben ser notificadas conjuntamente con el emplazamiento en manos del Procurador Fiscal y son una pieza importante del procedimiento ya que si no se cumple con esa formalidad el tribunal declara irrecibible la demanda en Divorcio lo que implica asumir mayores gastos y reiniciar el proceso.
En cuanto al emplazamiento a domicilio desconocido debemos ser muy cuidadosos al momento de incoar la demanda para evitar cometer errores que puedan alterar y prolongar un proceso que tiende a ser sencillo, práctico y de fácil solución.

2.1.2.7 Celebración de la Audiencia:
La Audiencia de Divorcio por la Causa Determinada de Incompatibilidad de Caracteres, por ser un asunto de orden público, se celebra a puerta cerrada, y no puede haber dentro de la sala del Tribunal nadie, absolutamente nadie ajeno al proceso o que no sea parte del Tribunal.
En cuanto a la audiencia también podemos citar el Art.10 de la Ley de Divorcio 1306-Bis, donde dice que " Terminada la audiencia, el Tribunal ordenará la comunicación del expediente al Ministerio Público, para que dictamine en el plazo de cinco días franco".

2.1.2.8 Comparecencia de las partes:
El demandante puede comparecer en persona o simplemente hacerse representar por su abogado, procediendo a indicar de manera detallada al tribunal los motivos, argumentos y razones que sustentan su acción judicial, así como hacer valer todos los documentos que considera útil para la causa y presentar los testigos que quiere que sean escuchados ( en esta parte pueden deponer como testigos, sin ser tachados, los parientes y criados de las partes, excepto los hijos y descendientes de los mismos), y posteriormente presentar conclusiones al fondo.

2.1.2.9 Opinión o dictamen del Procurador Fiscal:
La Ley señala que por tratarse de una demanda en divorcio, y por interesar al orden público, el Tribunal después de haber instruido el proceso, debe ordenar la comunicación de expediente al Procurador Fiscal para que éste proceda a emitir su opinión o dictamen en un plazo de cinco días, y lo devuelva al Tribunal, sin embargo es practica frecuente, que nuestros jueces y tribunales sólo envían el expediente de divorcio al Procurador Fiscal cuando una de las partes así lo solicite.

2.1.2.10 Emisión y contenido de la Sentencia:
Una vez que el expediente esté debidamente instruido y el Ministerio Público haya emitido su dictamen, dependiendo de las pruebas aportadas, de la seriedad de la demanda y de los diversos factores que adornen el asunto sometido a su consideración, el tribunal admite o desestima el Divorcio.
Esa decisión debe estar debidamente motivada y debe cumplir con los requisitos y formalidades propias de las sentencias emanadas de nuestros tribunales en lo que tiene que ver con los nombres de los jueces, de los abogados, de las partes, sus conclusiones, la exposición sumaria de los hechos, los puntos de derecho, los fundamentos y el dispositivo.
En este sentido podemos citar el Art.12 de la Ley de Divorcio 1306-Bis, donde dice que " Devuelto el expediente por el Ministerio Público con el dictamen correspondiente, el Tribunal fallará admitiendo o desestimando el divorcio. La sentencia se pronunciará públicamente."

2.1.2.11 Recursos que se pueden interponer:
La ley 1306-Bis dispone que la sentencia de divorcio por causa determinada se consideran contradictoria aun en los casos en que la parte demandada no comparezca o que el demandante haga defecto por falta del concubino y que en consecuencia el único recurso que puede interponerse es el recurso de apelación, el cual debe interponerse en un plazo de dos (02) meses a partir de la notificación de la sentencia dictada en primer grado.

2.1.2.12 Pronunciamiento del Divorcio:
Una vez obtenida la sentencia en última instancia o que haya adquirido la autoridad de la cosa juzgada, el beneficiario de la sentencia está obligado a presentarse ante el Oficial del Estado Civil en un plazo de dos meses, para pronunciar el Divorcio y transcribir el dispositivo de la Sentencia en el Registro del Estado Civil, debiendo previamente emplazar, a pena de nulidad, a la contraparte para que esté presente el día del pronunciamiento y para que el mismo se haga en su presencia.
Si se deja transcurrir el plazo de los dos meses sin realizar el pronunciamiento correspondiente, se considera la no-existencia del divorcio y deberá entonces iniciarse un nuevo procedimiento tendente a obtener el divorcio y por una causa distinta a la originalmente alegada.
En este sentido la Ley de Divorcio No.1306-Bis, hace referencia de lo antes expuesto en sus Art.15., 16, 17,18, y 19.

2.1.2.13 Publicación del divorcio:
Al los ocho (08) Díaz siguiente al pronunciamiento del divorcio, debe realizarse la publicación en un periódico de circulación nacional del dispositivo in extenso, de la sentencia que admite el divorcio haciendo mención el la misma de lo relativo al pronunciamiento realizado por ante el Oficial del Estado Civil correspondiente.
Aunque la mayoría de los abogados no observan depositar en la secretaria del tribunal una copia certificada de la publicación del divorcio, la ley contempla la obligatoriedad de cumplir esa formalidad preveer una sanción penal consistente en una multa para aquellos que la incumplan.

2.1.2.14 Medidas provisionales a que da lugar la demanda de divorcio.
Cuando se apodera un tribunal para que conozca y decida sobre la demanda de un divorcio la parte puede solicitar determinadas medidas provisionales que prevé la misma ley 1306-Bis entre las cuales se encuentran las siguientes:
La administración y guardia provisional de los hijos.
Pensión ad-litem que garantice los alimentos a favor de la mujer mientras dure el proceso de divorcio.
Lo relativo al domicilio de la mujer y medidas afines que las partes entienda son necesarias.
2.1.3 El Divorcio por la Causa Determinada de Adulterio.
2.1.3.1 Procedimiento que debe seguirse:
El Divorcio por esta causa es muy poco utilizado en el País, debido a lo complicado que resulta el procedimiento de la prueba. Esta causa es la real en muchos de los casos, pero legalmente se utiliza cualquiera de las otras más comunes que faciliten el procedimiento a seguir.
El Art. 109 del Código Civil, en su numeral 1ro. Dice que son causas de divorcio: " El adulterio de uno de los cónyuges "
La causal de adulterio para poder ejercer la acción de divorcio, es antiquísima, lo recoge la legislación de casi todos los países y la nuestra la concede al cónyuge inocente, la posibilidad de divorciarse por esta casual.

2.1.3.2 Prueba de adulterio:
Como es obvio suponer, en la generalidad de los casos, el adulterio suele efectuarse con todas las precauciones posibles, de tal manera que muy difícilmente habrá prueba testimonial procedente. Al respecto existen fallos contradictorios dictados por las diversas Salas de la Corte Suprema de Justicia sobre este punto.

2.1.3.3. Requisitos para que el adulterio sirva de causa de divorcio:
Se requieren fundamentalmente dos elementos, aún cuando como veremos algunos autores exigen otros adicionales.
•Es de orden material, consisten en las relaciones sexuales con una persona que no sea su cónyuge, ya sea del mismo o diferente sexo.
•Es de orden intencional, esto es la libre voluntad de realizar ese acto.
Si falta uno de estos elementos, no sirve de causal para solicitar el divorcio.
Para que exista adulterio es fundamental probar que hubo la intención de cometerlo, pues de lo contrario no se podría aducir esta causal.

2.1.3.4 Fundamentos de esta causa:
El fundamento de esta causa, es el mutuo deber de fidelidad, esto es los cónyuges están obligados a guardarse fidelidad, sin que la infidelidad de uno autorice al otro a proceder del mismo modo.
No olvidemos que la fidelidad es una de las más importantes consecuencias del matrimonio mangánico, existiendo igualdad entre el hombre y la mujer.
Se agrega otro requisito y este es el que se refiere a que debe existir matrimonio válidamente celebrado, esto es sino es válido el matrimonio no existe adulterio.

2.1.3.5 Prescripción de la causa de adulterio:
La acción de divorcio por adulterio, prescribe en el plazo de un año contado desde que el cónyuge perjudicado tuvo conocimiento del hecho. Se pregunta si después de vencido el año; el cónyuge inocente podría o no presentar demanda de divorcio por esta causal, la respuesta es NO, acorde a lo dispuesto en el Art. 124 del Código Civil.

2.1.4 El procedimiento de divorcio por otras causas determinada.
Toda acción de divorcio por causa determinada se incoará por ante el Tribunal de Primera Instancia del Distrito Judicial en donde resida el demandado. Si dicho demandado no tuviere residencia conocida en el país se ejecutará por ante el de la residencia del demandante. Sin embargo es oportuno aclarar, que la Ley 50-00, de fecha 26 de julio del años 2002, establece un nuevo sistema de apoderamiento de los Tribunales, el cual no debe tomar en cuenta lo relativo a la residencia del demandado.
El demandante emplazará al demandado para que comparezca a la audiencia que el tribunal celebrará en la fecha y hora que indique el acto de emplazamiento o citación donde las partes presentarán documentos y testigos para probar sus alegatos. La audiencia tendrá lugar, comparezca o no el demandado y terminada la misma, el tribunal ordenará la comunicación del expediente al Ministerio Público para su dictamen a partir del cual el juez admitirá o no el divorcio, pronunciando públicamente la sentencia.
Toda sentencia de divorcio por causa determinada ordenará a cargo de cuál de los cónyuges quedarán los hijos comunes, pero el juez deberá atenerse a lo estipulado en el acuerdo suscrito por las partes, si lo hubiese. A falta de dicho acuerdo deberá limitarse a las reglas siguientes:
•Salvo contadas excepciones todos los hijos hasta la edad de cuatro años permanecerán bajo el cuidado y amparo de la madre.
•Los hijos mayores de 4 años quedarán a cargo del esposo que haya obtenido el divorcio, a menos que el tribunal apoderado, a instancia de parte interesada o del Ministerio Público, ordene que todos o algunos de ellos sean confiados al otro cónyuge o a una tercera persona.
•Cuando el divorcio se solicite en razón de que uno de los cónyuges haya sido condenado a una pena criminal, basta con presentar al tribunal una copia de la sentencia que condene al cónyuge, debidamente certificada y visada donde se certifique que dicha sentencia no es susceptible de ser reformada por ninguna de las vías legales ordinarias.
En toda sentencia de divorcio por causa determinada queda abierto el recurso de apelación, cuyo plazo será de 2 meses a partir de la fecha de la notificación de dicha sentencia.
Luego de vencido el plazo para interponer el recurso de apelación, el esposo que haya obtenido el divorcio, registrada ya la sentencia correspondiente en la Oficina del Registro Civil y Conservaduría de hipotecas y habiendo intimado al otro a tal efecto, deberá comparecer por ante el Oficial del Estado Civil correspondiente a fin de efectuar el pronunciamiento del divorcio. Además, deberá publicar el dispositivo de la sentencia en un periódico de circulación nacional, dentro de los 8 días de su pronunciamiento. (Establecido en el Art.548 del Código de Procedimiento Civil).
2.2 Procedimiento del Divorcio al Vapor.
El divorcio especial o 'Divorcio al vapor', es un procedimiento instituido especialmente para extranjeros o dominicanos no residentes en el país en caso de divorcio por mutuo consentimiento.
Este método de Divorcio se estableció en República Dominicana mediante la Ley No. 142 de fecha 4 de Junio del año 1971, publicada en Gaceta Oficial No.9229.43 siendo en su esencia y en los aspectos procedimentales similar al divorcio por mutuo consentimiento.
El Divorcio al Vapor se instituyó en nuestro País para brindar soluciones satisfactorias ágiles, sobre todo a aquellas personas que contrajeron matrimonio en otra Nación. Para que pudieran obtener una sentencia de divorcio en un tiempo sumamente corto.

2.2.1 Quiénes Pueden Realizar el Divorcio al Vapor:
El Divorcio al Vapor puede ser realizado tanto por dominicanos residentes en el exterior como por extranjeros, siendo éstos los que mayormente utilicen este procedimiento para llevar acabo su separación.

2.2.2 Condiciones Necesarias:
A las personas que optan por realizar este tipo de divorcio no se les exige el cumplimiento de las formalidades previstas para los dominicanos que eligen el mutuo consentimiento, sobre todo en lo que tiene que ver con el tiempo de matrimonio ni con la edad de los cónyuges.
2.2.3 Que se les requiere:
-Que sean residentes en el extranjero.
-Que hayan contraído nupcias en otras Naciones.
- O que sean nacionales de otros Países.
-Que elijan libre y voluntariamente otorgar competencia a un tribunal dominicano para la terminación de su matrimonio.
Este procedimiento especial y al parecer otorgante de privilegios a favor de los extranjeros, se realiza sobre la base de un instrumento legal sólido, el cual exige el cumplimiento estricto de determinadas formalidades.

2.2.4 Procedimiento Establecido:
Es imprescindible tener los siguientes documentos: -Acta de matrimonio debidamente legalizada; Actas de nacimiento de los hijos, si los hubiera; Haberse provisto del poder especial de representación otorgado al abogado actuante; que los esposos hayan realizado el acuerdo de separación, o el acta de convenciones y estipulaciones que ha de regir el divorcio; Procurar que todos y cada uno de los documentos propios del caso y que se harán valer, estén debidamente registrados por el Cónsul General de la República Dominicana en el País del domicilio de los esposos que pretenden divorciarse y que la firma de dicho funcionario consular haya sido legalizada por la Secretaría de Estado de Relaciones Exteriores; Asegurarse de que los documentos que estén en otro idioma sean traducidos al idioma español, por un traductor oficial y que se hagan las legalizaciones correspondientes.

2.2.5 Solicitud de Fijación de Audiencia:
Después de tener todos los documentos en orden, debemos solicitar la fijación de audiencia, indicando al tribunal los días en que uno de los cónyuges vendrá al País para acudir al Tribunal, tomando esto como condición particular.

2.2.6 Comparecencia de la Parte y su Abogado por Ante un Notario Público:
Luego de autorizada la demanda, el juez apoderado fijará la audiencia dentro del término de 3 días para que los cónyuges comparezcan en el tribunal. Terminada la audiencia el Tribunal ordenará la comunicación al Ministerio Público, para que dé su dictamen en el plazo de 3 días francos ' y el Juez dictará sentencia dentro de los 3 días siguientes. En general, para que sea evacuada la sentencia de divorcio y subsiguientemente transcrita en la Oficina del Registro Civil y Conservaduría de Hipotecas correspondiente serán necesarios de 8 a 10 días, dependiendo del volumen de trabajo del tribunal apoderado.
Una vez transcrita la sentencia se pronunciará el divorcio por cualquier Oficial del Estado Civil de la Jurisdicción del Tribunal que conoció el caso. Para ello será necesaria la presentación de una copia certificada de la sentencia, previamente transcrita en el Registro Civil, y el dispositivo de la misma se publicará en un periódico de circulación nacional.
Para que dicha sentencia de divorcio tenga validez en el extranjero deberá ser legalizada en la Procuraduría General de la República así como en la Secretaría de Estado de Relaciones Exteriores, y finalmente en la embajada o consulado correspondiente al país en donde se quiere hacer valer dicho divorcio.

Capítulo III.
Efectos Del Divorcio.
3.1 Efectos Del Divorcio En Lo Que Concierne A Los Antiguos Esposos.
Entre los efectos que produce el divorcio es importante mencionar que los cónyuges que decidan casarse entre si no podrán adoptar otro régimen que el que los regía anteriormente.
La mujer divorciada no podrá casarse sino 10 meses después que el divorcio haya llegado a ser definitivo, a menos que su nuevo marido sea el mismo de quien se ha divorciado.
Cuando la mujer divorciada necesita contraer matrimonio antes de la fecha exigida por la ley, entonces debe solicitar una dispensa lo cual le permite realizar el matrimonio antes de cumplir el tiempo que requiere la ley.
Entre los esposos el divorcio surte efecto desde el día en que el fallo se convierte en firme.
En cuanto a sus bienes, el divorcio se retrotrae al día de la demanda.
Con respecto a los terceros, el divorcio no surte efecto sino desde el día de la transcripción de la sentencia. Sin embargo, cuando los terceros se han asociado al fraude del marido, la mujer puede hacer que se pronuncie la nulidad de los actos que hayan sido realizados antes de la transcripción.
El efecto esencial del divorcio consiste en la ruptura del vínculo conyugal.
La ruptura del vínculo conyugal afecta a la persona misma de los cónyuges, tanto a su estado civil como a sus bienes, estas sanciones afectan a los esposos en sus derechos extra pecuniarios; otras son patrimoniales.
La mujer deja de estar domiciliada en casa del marido.
Desaparecen las obligaciones nacidas del matrimonio.
El cónyuge culpable sufre una disminución de la patria potestad. Pierde el derecho de goce legal.
En principio pierde el derecho de guarda de los hijos y administración legal; pero el tribunal tiene los poderes más amplios, que le permiten confiar la guarda de los hijos y la administración legal de sus bienes al cónyuge culpable, disociar esas dos prerrogativas e incluso confiar la guarda, pero no la administración legal a terceros.
Los padres que no tengan la guarda de los hijos conservan un derecho de vigilancia y tienen el derecho de mantener correspondencia con el hijo y un derecho de visita.
El código penal sanciona la negativa de los padres a conformarse con las resoluciones referentes a la guarda de los hijos y con el derecho de visita (delito de no presentación del hijo).
El divorcio a diferencia de la nulidad, no destruye retroactivamente el matrimonio; lo que hace es ponerle fin.
El divorcio produce sus efectos entre los esposos desde el día en que la sentencia ha pasado en autoridad de cosa juzgada. Esta regla no se aplica en las relaciones pecuniarias, donde el divorcio produce retroactivamente efecto entre los cónyuges, desde el día de la demanda.

A partir del día en que el fallo se convierte en firme, los esposos dejan de estar casados.
La muerte de uno de los esposos sobrevenida con posterioridad, incluso antes de la transcripción de la sentencia, no impediría que el divorcio produjera sus efectos; el matrimonio quedaría disuelto por el divorcio, no por la muerte.

3.2 Los Efectos Del Divorcio En Lo que Concierne a los Hijos.
•Bajo rendimiento académico.
•Una falta de dirección reina en el ámbito del hogar, los hijos suelen sentirse culpables de la separación de los padres, eso ocasiona falta de concentración y entusiasmo en las actividades que realizan.
•Dificultad para insertarse en la sociedad.
Generalmente se producen cambios de ubicación tales como: residencia, escuelas, amigos, que en condiciones normales se superan, pero con un entorno familiar destruidos las relaciones sociales se ven afectadas.
•Dificultades emocionales como: depresión, miedo y ansiedad.
•Los hijos suelen sentirse abandonado y no querido por el padre o la madre que está ausente.
•Problemas de conducta.
•Ser agresivos, tristes, baja autoestima, angustia, intentos de suicidio y enfermedades psicosomáticas.
•Algunas veces se involucran en actividades ilegales, vida sexual.
•Consumo de drogas y alcohol.
•Pérdida de poder adquisitivo.
La figura de sus padres transmite un mensaje de unidad, orden, modelo y ejemplo de vida, cada quien juega un papel familiar, a falta de esto los hijos suelen tomar senderos equivocados.
La convivencia en común supone el ahorro de una serie de gastos que se comparten.

3.3 Retroactividad Del Divorcio.
Los efectos de la nulidad son retroactivos, en el matrimonio y en el divorcio.
Para que haya divorcio, primero debió existir el matrimonio, sabemos que divorcio es consecuencia de una falta grave cometida por uno de los cónyuges.

Capitulo IV.
La Separación de Cuerpos.
4.1 Concepto.
La separación de cuerpo consistía en el relajamiento del vínculo conyugal, pronunciado por el tribunal a petición de uno de los esposos. (Según Mazeaud).
Era una sanción que sin disolver el matrimonio, suprime la comunidad de vida entre los esposos y sancionaba al cónyuge que era culpable de una violación grave de las obligaciones nacida del matrimonio. (Según Mazeaud).

4.2 Las Causas Que se Consideraban para la Separación de Cuerpo.
•El adulterio: unión sexual de un hombre o una mujer casados, con quien no es su cónyuge.
•La violencia física o psicológica, que el juez apreciara según las circunstancias.
•Tentativa contra la vida de uno de los cónyuges o de los hijos.
•Instigación de uno de los cónyuges al otro a cometer delitos.
•Injurias graves que haga insoportable la vida en común.
•Para su apreciación, el juez debe considerar la educación, posición social y demás circunstancias de hecho que puedan presentarse.
•Abandono voluntario y malicioso.
•Incumplimiento del deber de cohabitación.
•La conducta deshonrosa.
•El uso habitual e injustificado de alcohol, drogas alucinógenas o de sustancias que puedan generar toxicomanía.
•La enfermedad grave de transmisión sexual contraída después de la celebración del matrimonio.
•La homosexualidad sobre viniente al matrimonio.
•La condena por delito doloso a pena privativa de la libertad impuesta después del matrimonio.
•La imposibilidad de hacer vida en común, debidamente probada en proceso judicial.

4.3 El procedimiento que se aplicaba en la separación de cuerpo.
El procedimiento era en principio el mismo que el de divorcio, la demanda será presentada, tramitada y juzgada de la misma manera que cualquier otra acción civil. El legislador remitía a las reglas de procedimiento de divorcio establecidas en nuestro código civil. Además de estas disposiciones, se aplicaba el procedimiento de derecho común.
Con la finalidad de respetar la libertad del esposo demandante, se le autorizaba a elegir y modificar su elección durante el procedimiento.
El legislador dentro de la finalidad de inducir a los cónyuges a la separación de cuerpo mas que al divorcio, le daba facilidades al demandante, que tenia la intención de abandonar su acción de divorcio, permitiendo transformar su demanda en cualquier momento, incluso en la apelación, sin que el curso del juicio fuera modificado.

Primera fase.
El cónyuge demandante de la separación de cuerpos no estaba obligado a presentar en persona su requerimiento ante el presidente. Ante una tentativa de conciliación, debía comparecer.
El tutor del sujeto a interdicción judicial podía demandar, con la autorización del consejo de familia.

Segunda fase.
El tribunal no tenía el poder de sobreseerse para fallar, pero el presidente en la primera fase tenía la facultad para ordenar el aplazamiento.
Los recursos oposición del rebelde, apelación y casación, una vez interpuesto, suspendían la ejecución de la sentencia, los plazos concedidos a los litigantes para interponerlos, no eran suspensivos.
La sentencia de separación de cuerpos no estaba sujeta a transcripción en los libros del registro civil.

4.4 Los Efectos de la Separación de Cuerpos.
•La separación de cuerpos no disolvía el matrimonio. suprimía la obligación de cohabitación de los esposos.
•La mujer adquiría un domicilio propio.
•El deber de asistencia desaparecía.
•Se mantenía la obligación de fidelidad.
•El adulterio seguía siendo una causa de divorcio.
•La mujer conservaba el apellido de su marido, salvo decisión contraria del tribunal.
•Se mantenía la obligación de socorro (pensión alimentaria).
•Los efectos relativos a los bienes eran los mismos que los establecidos en el divorcio.
•La sentencia de separación de cuerpos era oponible a los terceros desde el día en que era firme.

4.5 Los acontecimientos que ponían fin a la separación de cuerpos.
4.5.1 La reconciliación.
Esta no requería ninguna forma especial, excepto que los cónyuges no acordaran el régimen de separación de bienes, que entonces era preciso redactar un documento notarial, que era publicado por medio de edicto.

4.5.2 El divorcio.
La separación de cuerpos se podía convertir en divorcio a petición exclusiva del cónyuge culpable.

4.5.3 La muerte de uno de los cónyuges.

4.6 La separación de hecho.
La separación de hecho puede ser la consecuencia del abandono de uno de los cónyuges por el otro o el resultado de su acuerdo.
El legislador no reconoce carácter lícito a la separación de hecho.
Sucede con mucha frecuencia un relajamiento del vínculo conyugal por obra de una situación de hecho.
El estado civil no se modifica por el derecho y los cónyuges están separados.

Esta separación puede ser amistosa y forzosa.
Amistosa: Los cónyuges estiman que la vida en común se le hace imposible y se ponen de acuerdo para separarse.
Forzosa: la actitud de uno de los cónyuges obliga a su consorte a abandonar el domicilio conyugal o simplemente abandono sin motivo conocido.
En la actualidad según nuestro código civil no existe la separación de cuerpos y la separación de hecho se presenta en la realidad, pero es ilegal y el cónyuge que se sienta afectado puede demandar en divorcio.

Conclusión.
Cuando hablamos de divorcio tenemos que considerar la pre-existencia de una relación vinculante de carácter legal denominada matrimonio. Uno integra la familia y el otro la disuelve.
El divorcio representa el rompimiento absoluto y definitivo del vínculo matrimonial entre los esposos, con la intervención de una autoridad judicial facultada por las leyes.
Las establecen una serie de disposiciones que persiguen ubicar a cada cónyuge en su lugar con las menos lesiones posibles y proteger a los hijos procreados por esa familia.
En nuestro análisis conocimos que en la actualidad existen en la Republica Dominicana dos tipos de divorcio, el de mutuo consentimiento y de forma determinada; éste último incluye todas las causas señaladas por la ley 1306 Bis de 1937 que requieren de una demostración ante el juez.
Para llegar a lo que es el divorcio hoy, pasamos por un proceso desde la no aceptación, la separación de cuerpos y finalmente el divorcio. Hoy la separación de cuerpos no existe, se dan casos de separación de hecho y estas concluyen en divorcio cada vez que uno de los cónyuges se interese en el divorcio y presente la demanda en procura de lograrlo.
NULIDAD DEL MATRIMINIO
INTRODUCCION.
Antes de hablar de la nulidad del matrimonio hay que definir claramente la nulidad. La nulidad es la ineficacia de un acto jurídico, por ausencia de uno de los requisitos señalados por la ley, para su validez. Otra definición es. La sanción por lo que la ley pronuncia la inexistencia jurídica de un acto y concede una acción al agraviado, para hacerlo declarar nulo.
En esta investigación pretendemos desarrollar de manera efectiva las teoría sobre las nulidades del matrimonio, su inexistencia, el matrimonio putativo y los efectos que ocasiona.


Propósitos de la Investigación


Objetivo General.
Explicar partiendo del análisis de sus concepciones y las leyes que la sustentan las teorías sobre la nulidad del matrimonio


Objetivos Específicos.
Citar los conceptos, característica, impedimentos y consecuencias de las nulidades del matrimonio.

Definir el matrimonio putativo, sus consecuencias relativo a los esposos, los hijos y a los causahabientes.

Enunciar el matrimonio, sus pruebas, disolución y definición de relajamiento de sus lazos.

TEMA I: NOCIONES PRELIMINALES.
1- Impedimentos para el matrimonio y Nulidades.
1.1- Impedimentos para el matrimonio.
Art. 172.- Tiene derecho a oponerse a la celebración de un matrimonio, la persona casada ya con una de las partes contrayentes.
Art. 173.- El padre, y en su defecto la madre, y a falta de ambos los abuelos y abuelas, pueden oponerse al matrimonio de sus hijos y descendientes, aunque éstos tengan veinticinco años cumplidos.
Art. 174.- En defecto de ascendientes, los hermanos, tíos o primos hermanos, no pueden oponerse sino en los dos casos siguientes:
•Primero: Cuando no se haya obtenido el consentimiento del consejo de familia preceptuado en el artículo 160.
•Segundo: Cuando la oposición se funde en el estado de demencia del futuro esposo: esta oposición podrá desestimarla el tribunal sin forma de juicio; no se recibirá nunca sino contrayendo el opositor la obligación de provocar la interdicción y de obtener sentencia en el plazo fijado por el Tribunal.
Art. 175.- En los casos previstos en el artículo precedente, el tutor o curador no podrá en tanto que dure la tutela o curatela hacer oposición mientras no sea autorizado por un consejo de familia que podrá convocar.
Art. 176.- Todo acto de oposición deberá enunciar la cualidad en virtud de la cual tiene el opositor el derecho de formularla; expresará la elección de domicilio, el lugar en que debe celebrarse el matrimonio y, a menos que sea hecha a instancia de un ascendiente, debe contener los motivos de la oposición: todo esto bajo pena de nulidad y de la suspensión del oficial ministerial que hubiere firmado el acto de oposición.
Art. 177.- El tribunal de primera instancia pronunciará en los diez días su fallo sobre la demanda.
Art. 178.- Si hubiere apelación, se decidirá en los diez días del emplazamiento.
Art. 179.- Si se desestima la oposición, los opositores, excepto los ascendientes, podrán ser condenados a indemnización de daños y perjuicios.

1.2-Impedimentos para la Nulidades.
Art. 180.- El matrimonio realizado sin el consentimiento libre de ambos esposos o de uno de ellos, no puede ser impugnado más que por los contrayentes o por aquel de ellos cuyo consentimiento no haya sido libre. Cuando haya habido error en la persona, el matrimonio podrá únicamente ser impugnado por el cónyuge que haya padecido el error.
Art. 181.- En el caso del artículo precedente, no es admisible la demanda de nulidad, si los esposos hubieren hecho vida común continuada durante los seis meses posteriores al momento en que el cónyuge hubiere recobrado su plena libertad de acción o en que hubiere reconocido el error.
Art. 182.- El matrimonio contraído sin el consentimiento de los padres, de los ascendientes, o del consejo de familia, en los casos en que es necesario éste, no puede ser impugnado sino por las personas cuyo consentimiento era indispensable, o por aquel de los cónyuges que tuviere necesidad del consentimiento.
Art. 183.- No puede intentarse la acción de nulidad ni por los cónyuges ni por aquellos cuyo consentimiento era preciso, siempre que hubiesen previamente y de una manera expresa o tácita, aprobado el matrimonio, o cuando hubieren dejado transcurrir un año sin hacer reclamación alguna, a pesar de tener conocimiento del matrimonio. Tampoco puede ser intentado por el cónyuge, cuando haya dejado transcurrir un año después de cumplir la mayor edad en que ya no es necesario el consentimiento.
Art. 184.- Todo matrimonio contraído en contravención a las prescripciones contenidas en los artículos 144, 147, 161, 162 y 163, puede ser impugnado por los mismos esposos, o por todos aquellos que en ello tengan interés, y por el Ministerio Público.
Art. 185.- Sin embargo, el matrimonio contraído por esposos que no tuvieren ambos o el uno de ellos la edad exigida, no podrá ser impugnado.
Primero: Cuando hayan pasado seis meses después de haber cumplido la edad.
Segundo: Cuando la mujer que no tuviese la edad haya concebido antes de terminar los seis meses.
Art. 186.- Los padres, ascendientes y familia que hayan consentido el matrimonio contraído en las condiciones a que el artículo anterior se refiere, no podrán pedir la nulidad.
Art. 187.- En todos los casos en que con arreglo al artículo 184 se pueda intentar la acción de nulidad por todos los que en ello tengan interés, no puede, sin embargo, serlo por los parientes colaterales o por los hijos nacidos de otro matrimonio contraído por el cónyuge superviviente, a no ser en el caso de tener un interés de actualidad.
Art. 188.- El esposo en cuyo perjuicio se haya contraído un segundo matrimonio, puede pedir la nulidad aun en vida del cónyuge unido a él.
Art. 189.- Si los nuevos esposos oponen la nulidad del primer matrimonio, la validez o nulidad de éste debe resolverse previamente.
Art. 190.- El Fiscal, en todos los casos a los cuales pueda aplicarse el artículo 184, y con las modificaciones indicadas en el 185, puede y debe pedir la nulidad del matrimonio, en vida de los dos cónyuges, y solicitar la separación.
Art. 191.- Todo matrimonio que no se haya celebrado ante el oficial público competente, puede ser impugnado por los mismos esposos, por los padres, por los ascendientes y por todos los que tengan un interés de actualidad, como también por el ministerio público.
Art. 192.- Si al matrimonio no han precedido los dos edictos legales, o si no se han obtenido las dispensas prescritas por la ley, o si los intervalos prevenidos entre los edictos y la celebración no han sido observados, el Fiscal hará que se imponga al oficial público una multa que no exceda de sesenta pesos; y contra los contrayentes, o aquellos bajo cuyo poder o jurisdicción han obrado, una multa proporcional a su fortuna.
Art. 193.- Las penas establecidas en el artículo precedente se impondrán a las personas en el mismo indicadas, por toda infracción de las reglas prescritas en el artículo 165, aunque aquellas infracciones no se hayan considerado bastantes para declarar la nulidad del matrimonio.
Art. 194.- Nadie puede reclamar el título de esposo ni disfrutar de los efectos civiles del matrimonio, si no presenta una acta de celebración inscrita en el registro civil excepto en los casos prescritos en el artículo 46, en el título de las Actas del Estado Civil.
Art. 195.- La posesión de estado no dispensará a los pretendidos esposos que respectivamente la invoquen, de la obligación de presentar el acta de celebración del matrimonio ante el Oficial del Estado Civil.
Art. 196.- Cuando haya posesión de estado y se haya presentado el acta de celebración de matrimonio ante el oficial del estado civil, no podrán los esposos presentar demanda de nulidad de aquel acto.
Art. 197.- Si a pesar de esto, en el caso de los artículos 194 y 195, existen hijos nacidos de dos personas que hayan vivido públicamente como esposos y que hayan muerto, la legitimidad de los hijos no puede ser puesta en duda, con el solo pretexto de defecto de presentación del acta de celebración, siempre cuando esta legitimidad se pruebe por una posesión de estado que no sea contradicha por el acta de nacimiento.
Art. 198.- Cuando la prueba de una celebración legal de matrimonio se adquiera por el resultado de un procedimiento criminal, la inscripción de la sentencia en los registros del estado civil asegura al matrimonio, a contar desde el día de su celebración, todos los efectos civiles, lo mismo con relación a los esposos que a los hijos nacidos de este matrimonio.
Art. 199.- Si los esposos o uno de ellos han muerto sin descubrir el fraude, pueden intentar la acción criminal, el Fiscal y todas las personas que tengan interés en declarar válido el matrimonio.
Art. 200.- Si el Oficial Público ha muerto antes del descubrimiento del fraude, la acción civil se intentará contra sus herederos por el Fiscal, en presencia de las partes interesadas y en vista de su denuncia.
Art. 201.- El matrimonio declarado nulo, produce sin embargo, efectos civiles lo mismo respecto a los cónyuges que a los hijos, cuando se ha contraído de buena fe.
Art. 202.- Si únicamente uno de los esposos hubiere procedido de buena fe, el matrimonio produce, sólo en su favor y en el de los hijos, efectos civiles.

Casos de la inexistencia o de la nulidad absoluta o relativa del matrimonio.-
No puede intentarse la acción de nulidad ni por los conyugues ni por aquellos cuyo consentimiento era preciso, siempre que hubiesen previamente y de una manera espr3sa o tacita, aprobado el matrimonio o que hubieren dejado, transcurrir un año sin hacer reclamación alguna, a pesar de tener conocimiento del matrimonio, tampoco puede ser intentada por el conyugue cuando haya dejado de transcurrir un año después de cumplida la mayor edad, en que ya no es necesario el consentimiento.
No podrá ser impugnado excepto del esposo ausente cuyo conyugue haya contraído nueva unión, será el único admisible para impugnar ese matrimonio por si mismo o por su apoderado, provisto de prueba de su existencia, articulo 139 Código Civil.

Consecuencia de la inexistencia o de la nulidad absoluta o relativa.
La teoría de los matrimonios inexistente nulidad relativa; nulidad absoluta; existe un tercer grado de nulidad mas fuerte que la nulidad absoluta. Algunos la han preferido por encima de la nulidad absoluta colocan la inexistente. Se sabe porque han imaginado esta noción, a fin de poder rechazar, aun manteniendo el principio de que “no hay nulidad sin texto legal” la validez de los matrimonios en tres casos donde el texto no establecía expresamente la nulidad; identidad de sexo, falta de celebración por el encargado del registro civil, ausencia de consentimiento de los esposos (igualmente en caso de muerte civil en la época en que no estaba todavía suprimida). Si en esos casos los matrimonios no fueran nulos, seria afirmaban los partidarios de la tesis, porque serian más que nulos: serian inexistente.
Zacarías fuel el primero en el siglo x1x. “No hay que mezclar los casos en que el matrimonio no existe aquellos en que puede ser destruido” art. 146 código civil “no hay matrimonio cuando no hay consentimiento”.

El matrimonio putativo.-
Cuando es declarado nulo por cualquier irregularidad formal o existencial, pero en el cual se ha determinado que ambos contrayentes o por lo menos uno de ellos a creído contraer un matrimonio valido es decir que ha actuado de buena fe a esto se le denomina matrimonio putativo, donde los efectos de la nulidad solo rigen para el porvenir.

Efectos producidos por el matrimonio putativo.-
Las nulidad del matrimonio como que este no ha existido jamás. Además el fallo pronunciado sobre una acción de nulidad es declarativo y no constitutivo. Resulta de ello que no posee sino autoridad relativa. Las consecuencias retroactivas de la nulidad de un matrimonio son muy graves y pueden ser devastadora: se consideran los esposos como si nunca hubieran estado casado; los hijos son ilegítimos, por eso el legislador decide que la retroactividad cesa de aplicarse si los esposos son de buena fe.

Relativo a los esposos.-
Solo se exige una condición, la buena fe. Apreciada en el momento de la celebración del matrimonio. La jurisprudencia toma en cuenta tanto el error de derecho como el error de hecho, el error excusable como el error grosero. La buena fe se presume siempre.
La cause de nulidad importa poco; incluso en las hipótesis que la doctrina tiene en cuenta como casos de inexistencia, la jurisprudencia declara que el matrimonio puede ser putativo.
Si ambos esposos son de buena fe, la nulidad actúa como una disolución pura y simple del matrimonio. Cuando solo uno de los esposos es de buena fe, la nulidad no se retrotrae más que con la relación al esposo de mala fe.

Relativo a los hijos.-
Con respecto a los hijos estos son legitimo incluso cuando uno solo de los conyugues es de buena fe; tienen en la sucesión de sus padres, los derechos de los hijos legítimos. Por el contrario, el padre que sea de mala fe, no tendrá sino los derechos del padre natural en la sucesión de sus hijos. La jurisprudencia admite que el matrimonio putativo lleva consigo legitimación.
Relativos a los causahabientes de los esposos de buena fe.-
Con respecto a terceros. Los esposos de buena fe pueden alegar el matrimonio putativo contra los terceros. Los tercero pueden prevalerse de todo matrimonio aparente.

Efecto del matrimonio,
ART. 212.- LOS CÓNYUGES SE DEBEN MUTUAMENTE FIDELIDAD, SOCORRO Y ASISTENCIA.
Art. 213.- (Modificado por la Ley 855 del 1978). Los esposos aseguran juntos la dirección moral y material de la familia, proporcionan la educación de los hijos y preparan su porvenir.
La mujer casada tiene la misma capacidad civil que la mujer soltera. El régimen matrimonial que adopten los esposos no puede contener ninguna restricción a la capacidad civil de la esposa que no se halla expresamente consignada en la Ley.
Art. 214.- (Modificado por la Ley 855 del 1978). Cada uno de los esposos debe contribuir, en la medida de lo posible, a los gastos del hogar y a la educación de los hijos.
A falta de uno de los esposos de cumplir su obligación, el otro esposo podrá obtener del Juez de Paz de su domicilio la autorización de embargar retentivamente y de cobrar de los salarios, del producto del trabajo o de las rentas de su cónyuge una parte proporcionada a sus necesidades.
Antes de decidir el asunto, los esposos serán llamados ante el Juez de Paz por medio de una carta certificada del Secretario, que indique la naturaleza de la demanda.
Los esposos deberán comparecer personalmente salvo en caso de impedimento absoluto, debidamente justificado.
La notificación de la sentencia por el esposo que la ha obtenido a su cónyuge y a los terceros deudores vale por sí misma atribución de las sumas embargadas.
Las sentencias así dictadas serán provisionalmente ejecutadas, no obstante oposición o apelación. Una nueva decisión puede siempre ser provocada si lo justifica un cambio de las situaciones respectivas.
Art. 215.- (Modificado por la Ley 855 del 1978). Los esposos se obligan mutuamente a una comunidad de vida.
La residencia de la familia está en el lugar que ellos escojan de común acuerdo.
Sin embargo, si la residencia escogida presenta para la familia graves inconvenientes, el tribunal puede autorizar una residencia distinta y, si es necesario, estatuir acerca de la residencia de los hijos.
Los esposos no pueden, el uno sin el otro, disponer de derechos sobre los cuales esté asegurada la vivienda de la familia, ni de los bienes muebles que la guarnecen. Aquel de los cónyuges que no ha dado su consentimiento puede pedir la anulación del acto dentro del año a partir del día en que haya tenido conocimiento del mismo. La acción no será intentada después de haber transcurrido un año de la disolución del régimen matrimonial.
Art. 216.- (Modificado por la Ley 855 del 1978). Si uno de los cónyuges incumple sus deberes y pone así en peligro los intereses de la familia, el Juez de los referimientos puede prescribir todas las medidas urgentes que requieran esos intereses durante un período determinado. Cada uno de los cónyuges puede hacerse autorizar por el Juez, sea para representar al otro cónyuge, sea para actuar sin el consentimiento de éste.
Cada uno de los cónyuges puede hacerse autorizar por el Juez, sea para representar al otro cónyuge, sea para actuar sin el consentimiento de éste.
Art. 217.- (Modificado por la Ley 855 del 1978). Cada uno de los esposos tiene poder para celebrar, sin el consentimiento del otro, los contratos que tienen por objeto el mantenimiento y la conservación del hogar o la educación de los hijos; la deuda así contraída obliga al otro solidariamente.
La solidaridad no tiene lugar, sin embargo, cuando los gastos son manifiestamente excesivos, para lo cual se tomará en cuanta el tren de vida del hogar, la utilidad o inutilidad de la operación y la buena o mala fe del tercero contratante.
Tampoco tiene lugar en las obligaciones resultantes de compras a plazo si no han sido concertadas con el consentimiento de los dos cónyuges.
Art. 218.- (Modificado por la Ley 855 del 1978). Cada uno de los esposos puede hacerse abrir, sin el consentimiento del otro, cuentas corrientes, cuentas de depósitos, de ahorros, de títulos o de cualquier otro género, en su nombre personal.
El cónyuge depositante se reputa, respecto del depositario, tener la libre disposición de los fondos y de los títulos en depósitos.
Art. 219.- (Modificado por la Ley 855 del 1978). Si uno de los esposos se presenta solo para realizar un acto de administración, de goce o de disposición sobre un bien mueble que él detenta individualmente, se reputa, respecto de los terceros de buena fe, que tiene poder para realizar él solo ese acto.
Esta disposición no es aplicable a los bienes muebles del hogar señalados en el artículo 215, párrafo 3; tampoco a aquellos muebles corporales cuya naturaleza hace presumir que son de la propiedad del otro cónyuge.
Art. 220.- (Modificado por la Ley 855 del 1978). La mujer tiene el derecho de ejercer una profesión sin el consentimiento de su marido; puede siempre, para las necesidades de esa profesión, enajenar y obligar, sus bienes personales en plena propiedad, sin el consentimiento de su marido.
Art. 221.- (Modificado por la Ley 855 del 1978). Bajo todos los regímenes y so pena de nulidad de cualquier cláusula contraria contenida en el contrato de matrimonio, la mujer casada tiene sobre los productos de su trabajo personal y las economías que de éste provengan, plenos derechos de administración y de disposición.
Ella puede hacer uso de éstos para adquirir inmuebles o valores mobiliarios, y puede enajenar los bienes así adquiridos, así como tomar a préstamo sobre los mismos, e hipotecarlos.
Art. 222.- (Modificado por la Ley 855 del 1978). Los bienes reservados a la administración de la mujer podrán ser embargados por sus acreedores. También podrán serlo por los acreedores del marido con quienes haya tratado éste en interés de ambos esposos, siempre que de acuerdo con el régimen adoptado, debieren haber estado, antes de la presente ley, en manos del marido.
La prueba de que la deuda ha sido contraída por el esposo en interés de ambos debe ser suministrada por el acreedor.
El marido no es responsable, ni sobre los bienes ordinarios de la comunidad ni sobre los suyos propios, ni de las deudas y obligaciones contraídas por la mujer cuando no los han sido en interés común, aún cuando ella haya actuado dentro de la capacidad que le confiere la Ley.
Art. 223.- (Modificado por la Ley 855 del 1978). El origen y la consistencia de los bienes reservados serán establecidos tanto respecto de los terceros, como del marido, por todos los medios de prueba.
Art. 224.- (Modificado por la Ley 855 del 1978). Cada uno de los esposos percibe sus ganancias, entradas y salarios y puede disponer de ellos libremente después de haber cumplido con las cargas del matrimonio.
Párrafo: Si existe comunidad o sociedad de gananciales, los bienes reservados entrarán en la partición del fondo común.
Si la mujer renuncia a la comunidad, ella los conservará francos y libres de deudas, salvo aquellas que tenían por prenda dichos bienes, en virtud de las disposiciones de la presente ley.
Esta facultad se otorga a sus herederos en línea directa.
Bajo todos los regímenes que no estén sujetos a comunidad o sociedad de gananciales, estos bienes pertenecen a la mujer.
Art. 225.- (Modificado por la Ley 855 del 1978). La mujer mayor de edad, sea soltera o casada, puede figurar como testigo en todos los actos instrumentados por los notarios públicos, oficiales del estado civil y todos los demás oficiales públicos y ministeriales, en las mismas condiciones y con sujeción a las mismas restricciones y prohibiciones que el hombre.
El marido y la mujer no podrán figurar conjuntamente como testigos del mismo acto.
Art. 226.- (Modificado por la Ley 855 del 1978). Las disposiciones del presente Capítulo se aplicarán a las mujeres casadas con anterioridad a la época de su entrada en vigencia, y sustituyen los artículos 5to., 6to., 7mo., 8vo., 9no., 10mo. y 11no. de la Ley No. 390 de fecha 18 de diciembre de 1940.
Art. 227 hasta el Art. 311 (Derogado por la Ley 3893 del 1ro. de julio de 1899).

Prueba del matrimonio.-
Acta de matrimonio, Los libros de registro civil donde están asentados,
Cuando los registro se hubieren perdido, la pruebas de tales podrán ser los testigos, por títulos fehacientes. Actos entregados por agentes diplomáticos o consulares de la república conforme a las leyes dominicanas.
El articulo 194 del código civil no permite sino un solo medio de prueba del matrimonio: el extracto de la partida de matrimonio de los esposos. En principio, no se admite ninguna otra prueba.
Sin embargo, los redactores del código civil incluyeron algunas excepciones:
1.- La prueba es libre en los casos previstos por el artículo 46 del código civil; es decir , cuando los registros han sido destruidos, se han perdido o no se han llevado. Cuando una jurisdicción criminal ha condenado a una persona por destrucción de la inscripción de matrimonio, la resolución establece la existencia del matrimonio.
2.- En dos hipótesis, la prueba del matrimonio puede hacerse por la posesión de estado:
a) Cuando el acta de matrimonio es nula, la prueba del matrimonio puede ser completada, entre esposos por su posesión de estado.
b) Los hijos que ignoran el lugar de celebración del matrimonio de sus padres. Pueden hacer la prueba de ese matrimonio por medio de la posesión de estado de esposos.

8-Disolución del matrimonio.-
LEY DE DIVORCIO. NUMERO 1306-Bis.
Art. 1. - (Mod. por la Ley 3932, G.O.7749) El matrimonio se disuelve por la muerte de uno de los cónyuges o por el divorcio.

Párrafo I.- Sin embargo, en armonía con las propiedades esenciales del matrimonio católico queda entendido que, por el propio hecho de celebrar matrimonio católico, los cónyuges renuncian a la facultad civil de pedir el divorcio, que por esto mismo no podrá ser aplicado por los Tribunales Civiles a los matrimonios canónicos.

Párrafo I.- Las disposiciones contenidas en el párrafo que antecede se aplicarán a los matrimonios católicos celebrados a partir del día 6 de agosto de 1954, fecha del canje de ratificaciones del Concordato intervenido entre la República Dominicana y la Santa Sede en fecha 16 de junio de 1954, todo de conformidad con el artículo 28, párrafo 1, del mismo instrumento.

CAUSAS DE DIVORCIO. Art. 2.- (Mod. por la Ley 2669, G.O. 7231) Las causas de divorcio son:
a) El mutuo consentimiento de los esposos.
b) La incompatibilidad de caracteres, justificada por hechos cuya magnitud como causa de infelicidad de los cónyuges y de perturbación social, suficiente para motivar el divorcio, será apreciada por los jueces.
Párrafo.- (Derogado por la Ley 3020, G.O. 7316).
c) La ausencia decretada por el tribunal de conformidad con las prescripciones contenidas en el capítulo II del título IV del libro primero del Código Civil.
d) El adulterio de cualquiera de los cónyuges.
e) La condenación de uno de los esposos a una pena criminal.
Párrafo.- No podrá pedirse el divorcio por esta causa si la condenación es la sanción de crímenes políticos.
f) Las sevicias o injurias graves cometidas por uno de los esposos respecto del otro.
g) El abandono voluntario que uno de los esposos haga del hogar, siempre que no regrese a él en el término de dos años. Este plazo tendrá como punto de partida la notificación auténtica hecha al cónyuge que ha abandonado el hogar, por el otro cónyuge.

h) La embriaguez habitual de uno de los esposos, o el uso habitual o inmoderado de drogas estupefacientes.

Procedimiento del divorcio por causa determinada.-
Art. 3.- Toda acción de divorcio por causa determinada se incoará por ante el tribunal o juzgado de primera instancia del distrito judicial en donde resida el demandado, si éste tiene residencia conocida en la República; o por ante el de la residencia del demandante en caso contrario.

Art. 4.- El demandante hará emplazar, en la forma ordinaria de los emplazamientos, al demandado, para que éste comparezca en persona, o por apoderado con poder auténtico, a la audiencia a puertas cerradas que el Tribunal o Juzgado celebrará el día y a la hora indicados en el emplazamiento; y dará copia, en cabeza de éste, al demandado, de los documentos que hará valer en apoyo de su demanda, si los hubiere.
Párrafo I.- Junto con la demanda, el demandante comunicará al demandado la lista de los testigos que se proponga hacer oír en la misma audiencia.
Párrafo II.- En toda demanda de divorcio se expresará sumariamente, a pena de nulidad, el pedimento que respecto de la guarda de los hijos hará el demandante, o se hará mención de lo que las partes hubieren dispuesto en el contrato celebrado con este objeto.
Párrafo III.- La mujer no necesitará ninguna especie de autorización para intentar la demanda de divorcio.

Art. 5.- Si alguno de los hechos alegados por el demandante diere lugar a una persecución contra el demandado por parte del Ministerio Público, la acción en divorcio quedará en suspenso hasta que el Tribunal represivo haya decidido definitivamente.
Art. 6.- Vencido el término del emplazamiento, sea que el demandado comparezca o no a la audiencia, el demandante en persona o representado, con la asistencia de su abogado, expondrá los motivos de su demanda, presentará los documentos en que la apoya, hará oír sus testigos si los hubiere, y concluirá al fondo.
Art. 7.- Si el demandado comparece a la audiencia, sea en persona, sea por apoderado, podrá proponer sus observaciones sobre los motivos de la demanda, sobre los documentos producidos por el demandante, o sobre los testigos oídos a requerimiento de éste. También podrá el demandado hacer oír en la misma audiencia los testigos que desee presentar, contra los cuales el demandante, por su parte, hará sus observaciones. El demandado no tiene el derecho de hacer oír testigos si no ha comunicado al demandante la lista de éstos, por lo menos dos días francos antes del día de la audiencia.
Art. 8.- El Secretario redactará acta de la comparecencia de las partes, de los decires y observaciones de éstas y sus confesiones, de las declaraciones de los testigos y de las tachas a que hayan dado lugar. Se dará lectura de estas actas a las partes, a quienes se requerirá que firmen, haciéndose mención en aquella de sus firmas o de su declaración de no poder o no querer hacerlo. Los testigos firmarán el acta al pie de sus respectivas declaraciones, después de lectura dada y aprobada, y si no pueden o no quieren firmar, se hará mención en el acta de esta circunstancia.
Art. 9.- Las tachas serán juzgadas en la misma audiencia, sin abandonar el Juez la sala, y se seguirán en todo lo relativo a la prueba por testigos, en materia de divorcio, la reglas consignadas en los artículos 282 y siguientes del Código de Procedimiento Civil, siempre que no se opongan a ello las disposiciones especiales establecidas en la presente ley.
Párrafo.- No darán lugar a ninguna tacha los parientes de las partes, a excepción de sus hijos y descendientes, ni tampoco los criados de los esposos, en razón de esta calidad.
Art. 10.- Terminada la audiencia, el Tribunal ordenará la comunicación del expediente al Ministerio Público, para que dictamine en el plazo de cinco días francos.
Art. 11.- Antes de ordenar la comunicación del expediente al Ministerio Público, el Juez podrá ordenar, si lo estima necesario y si las piezas presentadas en apoyo de la demanda no son convincentes, a su juicio, informativos en la forma que determina el código de procedimiento civil.
Párrafo.- Cuando el Juez haya ordenado informativos el Secretario del Tribunal dará copia de la sentencia que los ordena a la parte demandante para que ésta la notifique en tiempo oportuno a la parte demandada y a los testigos presentados cuyos nombres figuren en dicha sentencia. La parte demandada podrá hacer citar los testigos por ella presentados y que figuren en la referida sentencia.
Art. 12.- Devuelto el expediente por el Ministerio Público con el dictamen correspondiente, el Tribunal fallará admitiendo o desestimando el divorcio. La sentencia se pronunciará públicamente.
Párrafo.- Toda sentencia de divorcio por causa determinada ordenará a cargo de cuál de los esposos quedarán los hijos comunes, y el Juez deberá atenerse, en primer término, a lo que las partes hubieren convenido; pero a falta de convenio estipulado antes de la demanda o en el curso de ésta, deberá atenerse a las reglas siguientes: a) todos los hijos hasta la edad de cuatro años permanecerán bajo el cuidado y amparo de la madre, siempre que el divorcio no haya sido pronunciado contra ésta por las causas enunciadas en los acápites e, f, e i del artículo segundo de esta ley; b) los hijos mayores de cuatro años quedarán a cargo del esposo que haya obtenido el divorcio, a menos que el Tribunal, ya sea a petición del otro cónyuge, o de algún miembro de la familia o del Ministerio Público, y para mayor ventaja de los hijos, ordene que todos o alguno de éstos sean confiados, bien al otro cónyuge, o a una tercera persona.
Párrafo II.- Sea cual fuere la persona a quien se confíe la guarda de los hijos, los padres conservan el derecho de velar por el sostenimiento y la educación de éstos, y están obligados a contribuir a ello en proporción con sus recursos.
Art. 13.- Cuando el divorcio se pida por razón de que uno de los esposos esté condenado a una pena criminal, las únicas formalidades que deben observarse consisten en presentar al Tribunal una copia en forma de la sentencia que condene al cónyuge demandado a una pena criminal, con un certificado del Secretario del Tribunal que la dictó, atestando que esta sentencia no es susceptible de ser reformada por ninguna de las vías legales ordinarias. El certificado del Secretario será visado por el Procurador Fiscal de su Tribunal, o por el Procurador General de la República.
Art. 14.- (Derogado por la Ley 2669, G.O. 7231).
Art. 15.- Toda sentencia de divorcio por causa determinada, se considerará contradictoria, comparezca o no la parte demandada, y será susceptible de apelación; esta apelación se sustanciará y juzgará por la Corte de Apelación respectiva, como materia sumaria.
Art. 16.- No será admisible la apelación si no ha sido intentada en los dos meses a contar de la notificación de la sentencia.
Art. 17.- En virtud de toda sentencia de divorcio dada en última instancia, o que haya adquirido la autoridad de la cosa juzgada, y salvo que se hubiere interpuesto recurso de casación, el cual es suspensivo de pleno derecho, el esposo que la haya obtenido estará obligado a presentarse en un plazo de dos meses por ante el Oficial del Estado Civil, para hacer pronunciar el divorcio y transcribir la sentencia en el registro del Estado Civil, previa intimación a la otra parte, por acto de alguacil, para que comparezca ante el oficial del estado civil y oiga pronunciar el divorcio.
Párrafo.- El Oficial del Estado Civil no pronunciará el divorcio ni transcribirá la sentencia, sino cuando se hayan cumplido las formalidades establecidas por el artículo 548 del código de procedimiento civil, y cuando se le demuestre haber sido hecha la intimación al otro esposo para asistir al pronunciamiento del divorcio, tal como anteriormente se dispone en este artículo. El oficial del estado civil que pronuncie un divorcio sin que se hayan cumplido las disposiciones que anteceden, estará sujeto a la destitución, sin perjuicio de las responsabilidades civiles a que pueda haber lugar.
Art. 18.- El plazo de dos meses señalado en el artículo anterior no comenzará a contarse para las sentencias dictadas en primera instancia sino después de expirado el plazo de la apelación; y respecto de las sentencias dictadas en defecto en apelación después de la expiración del plazo de la oposición.
Art. 19.- El cónyuge demandante que haya dejado pasar el plazo de dos meses determinados en el artículo diez y siete perderá el beneficio de la sentencia por él obtenida, y no podrá obtener otra sentencia sino por una causa nueva, a la cual, sin embargo, podrá agregar las antiguas causas.
Art. 20.- Toda sentencia de divorcio se considerará como no pronunciada, o como extinguida, si antes de llenarse las formalidades de ley muere uno de los cónyuges.
Medidas provisionales a las cuales pueden dar lugar la demanda de divorcio.
Art. 21.- La administración provisional de los hijos quedará a cargo del marido demandante o demandado, a menos que el Tribunal no ordene otra cosa a petición, sea de la madre, sea de la familia o del Ministerio Público, para mayor ventaja de los hijos.
Art. 22.- Tan pronto como se realice cualquier acto o diligencia relativo al divorcio, dejará de tener efecto la disposición del artículo ciento ocho del código civil que atribuye a la mujer casada el domicilio del marido. La mujer podrá dejar la residencia del marido durante el proceso, y solicitar una pensión alimenticia proporcionada a las facultades de aquél. El Tribunal indicará la casa en que la mujer estará obligada a residir, y fijará, si hay lugar, la provisión alimenticia que el marido estará obligado a pagar. Todas las notificaciones, incluyendo cualesquiera actos preliminares tendientes a establecer la prueba del abandono del hogar o de otros hechos relativos al divorcio, deberán ser hechas, bajo pena de nulidad radical y absoluta, a su propia persona, o al fiscal del tribunal que deba conocer de la demanda, quien practicará las diligencias necesarias para que tales notificaciones lleguen a conocimiento de la mujer.
Párrafo.- (Mod. Por la Ley 112, G.O. 9027) En todos los casos en que los emplazamientos tengan que hacerse al fiscal, será obligatorio para el marido demandante bajo pena de nulidad radical y absoluta, publicar previamente en un diario nacional de los de mayor circulación en el país, un aviso durante tres días consecutivos, que contenga advertencia a la mujer demandada, de que, a falta de información relativa al lugar de su residencia, se procederá a emplazarla en acción de divorcio ante el fiscal del tribunal que deba conocer de la demanda. En dicho aviso se expresará cual es este tribunal, la fecha en que se notificará la demanda al fiscal, la causa de ésta, el nombre de la parte demandante, el nombre de la mujer contra quien se dirigirá la demanda, el lugar de la última residencia que le hubiere conocido el marido a su mujer y el día y la hora de la audiencia. Copia inextenso de este aviso se dará al fiscal en cabeza de la demanda. El Juez apoderado del caso declarará irrecibible la demanda si no se le demuestra que se han hecho las publicaciones indicadas, con el depósito de los tres ejemplares de los periódicos, certificados por los impresores, que contengan las tres publicaciones consecutivas ordenadas por esta Ley.
Art. 23.- La mujer estará obligada a justificar su residencia en la casa indicada, cada vez que se le requiera. A falta de esta justificación, el marido podrá rehusar la pensión alimenticia, si por su parte justifica que la mujer ha abandonado la residencia señalada.
Art. 24.- La mujer común en bienes, demandante o demandada en divorcio, podrá en todo estado de causa -a partir de la demanda-, requerir para la conservación de sus derechos, la fijación de sellos los efectos mobiliarios de la comunidad. No se levantarán estos sellos sino haciendo un inventario estimativo, quedando el marido obligado a presentar los efectos inventariados, o a responder de su valor como guardián judicial.
Art. 25.- Toda obligación a cargo de la comunidad, toda enajenación de inmuebles comunes, hechas por el marido con posterioridad a la fecha de la demanda, serán anuladas si se prueba que han sido contratadas en fraude de los derechos de la mujer.

Del divorcio por mutuo consentimiento y del procedimiento que debe seguirse.
Art. 26.- El consentimiento mutuo y perseverante de los esposos, expresado de la manera prescrita en la presente ley, justificará suficientemente que la vida en común les es insoportable.
Art. 27.- El divorcio por mutuo consentimiento no será admitido sino después de dos años de matrimonio, como tampoco lo será después de treinta años de vida común, ni cuando el esposo tenga por lo menos sesenta años de edad y la mujer cincuenta.
Art. 28.- (Modificado por la Ley 142, G.O. 9229) Los esposos estarán obligados, antes de presentarse al Juez que debe conocer la demanda, a: 1) formalizar un inventario de todos sus bienes muebles o inmuebles; 2) convenir a quién de ellos se confía el cuidado de los hijos nacidos de su unión, durante los procedimientos y después de pronunciado el divorcio; 3) convenir en qué casa deberá residir la esposa durante el procedimiento, y cuál la cantidad que, como pensión alimenticia, deberá suministrarle el esposo mientras corren los términos y se pronuncia la sentencia definitiva.
Párrafo I.- Todas estas convenciones y estipulaciones deberán formalizarse por acto auténtico.
Párrafo II.- Una vez cumplidas las anteriores formalidades, los esposos, personalmente, o representados por mandatarios con poder auténtico, y provisto de los actos en que consten las estipulaciones a que se refiere el presente artículo, como asimismo de una copia del acta de matrimonio y de las actas de nacimientos de los hijos procreados durante el matrimonio, se presentarán al Juez de Primera Instancia de su domicilio, declarándole que tienen el propósito de divorciarse por mutuo consentimiento, y que, al efecto le piden proveimiento en forma para establecer su demanda.
Párrafo III.- A falta de los actos de nacimiento, por ausencia de éstos en los registros del Estado Civil, los actos de notoriedad tendrán entera validez.
Párrafo IV.- En el caso de cónyuges dominicanos residentes en el extranjero, las convenciones y estipulaciones podrán ser redactadas a través de apoderados especiales y firmadas por éstos por ante un Notario Público de la jurisdicción que ellos indiquen, en el acto contentivo del poder. En dichas convenciones y estipulaciones, las partes otorgarán, de manera expresa, competencias a un Juez de Primera Instancia de la misma jurisdicción señalada por ellas en el poder, para conocer y fallar sobre el Divorcio.
Párrafo V.- Los extranjeros que se encuentran en el país aún no siendo residentes, podrán divorciarse por Mutuo Consentimiento, siempre que, hallándose por lo menos uno de ellos presente en la audiencia, y el otro representado por apoderado especial, convengan de manera expresa en atribuir competencia a un Juez de Primera Instancia, en el acta de convenciones y estipulaciones levantada por un Notario Público de la misma jurisdicción del Tribunal por ellos señalado. Para el caso previsto en este párrafo, no serán aplicables las disposiciones del Art. 27 de esta ley.
Art. 29.- El Juez, en vista de la declaración de los esposos, levantará acto de lo expuesto por éstos.
Art. 30.- (Modificado por la Ley 142, G.O. 9229) Después de cerciorarse que se han cumplido todas las exigencias de la ley para hacer admisible la demanda, el Juez autorizará ésta, fijando un término de no menos de treinta ni más de sesenta días para que los esposos comparezcan en juicio; y con vista de todos los actos, pronunciará sentencia ocho días después de la audiencia.
Párrafo I.- La sentencia deberá ajustarse en todo a las estipulaciones consignadas en los actos a que se refiere el artículo veintiocho, los cuales sólo podrán sufrir las variaciones que los mismos esposos quieran introducir el día de la vista de la causa, por mutuo acuerdo anterior.
Párrafo II.- Para el caso previsto en el párrafo V del Art. 28 de esta ley, el Juez autorizará la demanda fijándola dentro del término de tres días para que los esposos comparezcan en juicio. Terminada la audiencia el Tribunal ordenará la comunicación al Ministerio Público, para que dictamine en el plazo de tres días francos, y el Juez pronunciará sentencia dentro de los 3 (tres) días siguientes.
Art. 31 .- (Modificado por la Ley 142, G.O. 9229) Los esposos, o el más diligente de ellos, estarán obligados a transcribir en el Registro Civil la sentencia que haya admitido el divorcio; y hacer pronunciar éste, lo cual deberá hacerse no menos de ocho días francos después de pronunciada aquella.
Párrafo I.- En el caso previsto en el Párrafo V del Art. 28 de esta ley, una vez dictada la sentencia, se pronunciará el Divorcio por cualquier Oficial del Estado Civil de la Jurisdicción del Tribunal que conoció del caso, mediante la presentación de una copia certificada de la sentencia, previamente transcrita en el Registro Civil, y el Dispositivo de la misma se publicará en un periódico de circulación nacional.
Art. 32.- La sentencia que ordene el divorcio por mutuo consentimiento será inapelable; y para su ejecución se observarán las reglas establecidas por el Código de procedimiento civil, habida cuenta de las formalidades consignadas en la presente ley.
Art. 33.- Los esposos están obligados a depositar en la Secretaría todos los documentos pertinentes a la acción en divorcio por mutuo consentimiento, en los términos expresados en el artículo veintiocho.

Efectos del Divorcio.
Art. 34.- Los esposos divorciados que vuelvan a casarse no podrán adoptar otro régimen que el que los regía anteriormente.
Art. 35.- La mujer divorciada no podrá volver a casarse sino diez meses después que el divorcio haya llegado a ser definitivo, a menos que su nuevo marido sea el mismo de quien se ha divorciado.
Art. 36.- (Modificado por la Ley 2669, G O. 7231) El esposo contra quien se pronuncie el divorcio por cualquiera de las causas señaladas en los apartes d), e). f), g), y h) del artículo segundo, perderá todas las ventajas que el otro esposo le había hecho, sea por el contrato de matrimonio, sea durante éste.
Art. 37.- El esposo que haya obtenido el divorcio conservará las ventajas que le haya otorgado el otro esposo aunque las hayan estipulado recíprocas y que esta reciprocidad no tenga lugar.

De las excepciones de la inadmisión.
Art. 38.- La acción de divorcio se extinguirá por la reconciliación de los esposos sobrevenida, sea después de los hechos que hayan podido autorizar esta acción, sea después de la demanda.
Art. 39.- En uno y otro caso se declarará no admisible en su acción al demandante; éste podrá, sin embargo, intentar una nueva acción por causa sobrevenida después de la reconciliación, caso en el cual podrá hacer uso de las antiguas causas, para apoyar su nueva demanda.
Art. 40.- Si el demandante niega que haya habido reconciliación, el demandado lo probará sea por escrito, sea por testigos, en la forma establecida en los artículos siete y siguientes.
Art. 41.- Los procedimientos mandados a observar por la presente ley quedan prescritos a pena de nulidad; y los plazos en ella consignados se consideran siempre francos.
Art. 42.- De toda sentencia de divorcio por causa determinada, dentro de los ocho días después de pronunciado el divorcio, se publicará el dispositivo en uno de los periódicos de la localidad, con las menciones relativas al pronunciamiento de divorcio, depositándose un ejemplar del periódico en la Secretaría del Tribunal dentro de los ocho días siguientes a la publicación; bajo pena de cien pesos de multa contra el esposo que haya obtenido el divorcio, sin perjuicio de la responsabilidad civil en que incurriere por su negligencia. Si en la localidad en que se admita el divorcio no hubiere periódico, la publicación del dispositivo se hará en uno de los de la provincia o común más próxima.
Párrafo.- Cuando el divorcio se admita por mutuo consentimiento, las obligaciones que impone el presente artículo estarán a cargo de ambos cónyuges, bajo la pena ya expresada.
Art. 43.- Queda derogada la ley número ochocientos cuarenta y tres, sobre divorcio, promulgada el día diez y nueve de febrero del año mil novecientos treinta y cinco.

Definición de relajamiento de los lazos matrimoniales.
Art. 66.- Los actos de oposición al matrimonio se firmarán en el original y en la copia, por los opositores o por sus apoderados especiales; y se notificarán con copia del poder, que en estos casos ha de ser auténtico, a las partes en persona o en su domicilio, y al oficial del estado civil, que firmará el original.
Art. 67.- El oficial del estado civil hará, sin demora, mención sumaria de las oposiciones en el registro de las publicaciones, y la hará asimismo al margen de la inscripción de dichas oposiciones, de las sentencias o actas de desestimación, cuyas copias le hubieren sido remitidas.
Art. 68.- En caso de oposición, el oficial del estado civil no podrá celebrar el matrimonio antes que se le haya remitido el fallo es estimándola; bajo pena de sesenta pesos de multa, y pago de daños y perjuicios.
Art. 69.- Si no hubiese oposición, se hará mención de ello en el acta de matrimonio; y si los edictos se hubieren publicado en diferentes comunes, las partes remitirán un certificado expedido por el oficial del estado civil de cada una de ellas, haciendo constar que no existe dicha oposición.
Art. 70.- El oficial del estado civil exigirá el acta de nacimiento de cada uno de los futuros esposos. El cónyuge que no pueda procurársela, podrá suplirla, presentando un acta de notoriedad expedida por el Alcalde del lugar de su nacimiento o por el de su domicilio.
Art. 71.- Esta acta de notoriedad contendrá la declaración de siete testigos de uno u otro sexo, parientes o no del interesado, sus nombres y apellidos, profesión y domicilio del futuro esposo o esposa, los de sus padres, si son conocidos, el lugar y, en cuanto sea posible, la época de su nacimiento y las causas que impidan producir el acta. Los testigos firmarán el acta de notoriedad junto con el Alcalde y secretario, y si alguno no supiere o no pudiere hacerlo se hará constar.
Art. 72.- El acta de notoriedad se presentará al tribunal de primera instancia del lugar en que haya de celebrarse el matrimonio. El tribunal, después de oír al fiscal, dará o negará su autorización, según encuentre bastantes o insuficientes las declaraciones de los testigos y las causas que impiden referirse al acta de nacimiento.
Art. 73.- El acta auténtica del consentimiento de los padres o de los abuelos y, en su defecto, el del consejo de familia, contendrá los nombres y apellidos, profesión y domicilio del futuro esposo y los de todos aquellos que hayan concurrido al acto, expresando su grado de parentesco.

CONCLUSIÓN.
Después de ver conceptos, características, competencia, representación en el Derecho Civil, en nuestros tiempos.
Ofreciendo control, obligaciones y participación al Estado y limitando en el tiempo las obligaciones de los padres aunque aumentando sus responsabilidades ante las leyes. Por tanto el Derecho Civil es una rama del Derecho cuyo campo de estudio incluye el análisis de las leyes fundamentales que definen los actos civiles.

BIBLIOGRAFIA
1- Mazeau, Henri, -León y Jean. Lecciones de derecho civil, parte I, Vol. II, Eit. Jurídica Europa-America, Buenos aires. 1995.
d2- Josserand, Louis. Derecho Civil I, Tomo I, Volumen II.
La filiación.
1.Concepto.
Es el vínculo de parentesco que une al hijo con el padre (filiación paterna) y la madre (filiación materna). Se usa también para designar cualquier vínculo de parentesco en línea recta.
La filiación y sus efectos.
Modos de determinación.
1.- La filiación legítima es automática.
2.-La filiación natural (fuera del matrimonio).
a) Reconocimiento del padre.(Confesión o admisión) ante el encargado del registro civil o ante un notario.
b) Sentencia de un juez.
Acciones.
a) La madre puede reclamar la filiación del hijo.
b) El padre puede reclamar la filiación del hijo.
c) El hijo puede reclamar su filiación.
El artículo 312 del c.c. Dispone que “El hijo concebido durante el matrimonio, se reputa hijo del marido. Sin embargo establece el criterio que el padre podrá desconocerle si prueba que en el tiempo transcurrido desde los 300 días anteriores al nacimiento de este, estaba por ausencia o por efecto de cualquier otro accidente en la imposibilidad física de cohabitar con la mujer.
Desde el art. 313 al 318 provee todo un régimen de circunstancia, situaciones que tendrá a su alcance la comprobación de la legitimidad de un hijo/
El art. 319 al 330 régimen de pruebas de la filiación.

Filiación nacida del matrimonio.
La filiación legítima es indivisible, el hijo legítimo es necesariamente de ambos cónyuges; esta es una filiación de derecho, resulta del nacimiento sin que tenga que intervenir la voluntad de los padres.
El acta de nacimiento y la posesión de estado son medio de prueba extrajudicial de filiación legítima.
La filiación natural es el vínculo que une al hijo nacido fuera del matrimonio con su padre, por una parte y con su madre, por la otra.
Esta es una filiación de hecho.
Efectos: Obligación alimentaria con cargo a los padres.
En anteriores tiempos el derecho permitía al hijo probar su filiación natural contra la voluntad de su padre o de su madre. En la actualidad el padre a discreción reconoce o no a su hijo. La filiación natural es individual.
El reconocimiento es el único medio de prueba extrajudicial de la filiación natural.
Reconocimiento y sus caracteres.
1.-Acto individual.La confesión no compromete sino a su autor.
2.-Acto declarativo.La confesión acredita una situación pre-existente.
3.-Acto irrevocable.Por ser una confesión, no cabe retractarse.
4.-Acto solemne. Es necesario un instrumento auténtico, proveniente del encargado del registro civil, de un notario o de un tribunal.

La filiación adoptiva.
Por la adopción, el adoptivo, deja de pertenecer a su familia, se extingue todo parentesco de consanguinidad y la ley establece parentesco civil entre el adoptivo y el (los) adoptante (s) y los parientes consanguíneos de este.
Según la ley del código del menor se dispone que el adoptivo llevara como apellidos los del adoptante. Según el (cód. Del m.) Art. 112 el registro anterior del acta de nacimiento debe ser anulada.
La adopción: Es una institución de derecho civil y su efecto es establecer entre las personas relaciones análogas a los que crean la junta nupcial entre el hijo y el jefe de familia.

Bajo la autoridad paterna se introduce en la familia civil personas que regularmente no tenían ningún parentesco natural (sanguíneo) con el jefe.
Patria potestad.
Constituye una relación paterno-filial que consiste en un régimen de protección de los menores no emancipados, donde se encomienda la Protección de estos a sus padres, no deriva del contrato de matrimonio, es un derecho fundamentado en la naturaleza y confirmado por la ley.
1.- El matrimonio es la fuente principal de la potestad paterna (justae nupcial). Los hijos nacidos forman parte de la familia civil el padre.
Otras fuentes.
a) La legitimación (hijos de personas no casadas)
b) La adopción.
c) El reconocimiento.
Elementos.
1.- Es en beneficio del hijo.
2.-El padre y la madre tienen derechos iguales de ejercerla.
3.- Los padres la ejercen de manera independiente, a falta de uno el otro queda capacitado.
Patria potestad: Conjunto de derechos y obligaciones que la ley reconoce a los padres sobre las personas y bienes de sus hijos.
El régimen jurídico de la patria potestad es de orden público. La patria
Potestad tiene como finalidad atender el interés superior de los hijos.
Patria Potestad: Autoridad que tienen los padres para ejercer sus obligaciones como padres en cuanto a la asistencia.

La tutela.
1.Concepto.
La tutela: es una institución jurídica que tiene por objeto la guarda de la persona y sus bienes, o solamente de los bienes o de la persona, de quien, no estando bajo la patria potestad, es incapaz de gobernarse por sí mismo por ser menor de edad o estar declarado como incapacitado; además tenemos diferentes tipos de tutela que son: la tutela en los hijos legítimos, la tutela de los hijos naturales y la tutela de los hijos adoptivos. De acuerdo al art. 389 del c. c. “el padre, durante el matrimonio, el administrador de los bienes personales de sus menores. Es responsable de la propiedad y rentas de aquellos bienes cuyo usufructo no tiene, y solamente de la propiedad en aquellos que se lo conceda la ley”. Para enriquecer mas nuestro conocimientos favor de leer los art.390, 391, 392, 393, 394, 395, 396, y Siguientes del código civil.
La tutela en los hijos legítimos: se inicia cuando se muere unos de los primeros progenitores o como consecuencia de la privación total o del retiro total de los derechos de la patria potestad.
Tutela compartida por dos o más tutores. Ésta se permite en algunas legislaciones y lo que se aconseja que uno de ellos gestione la tutoría de la persona y otro la del patrimonio.

El tutor: se entiende como tutor al representante legal del menor o incapacitado en el ejercicio de las funciones de tutela, pudiendo ser, según cada legislación, una persona física o una persona jurídica; el tutor puede ser designado de la siguiente manera:
•Tutor legítimo: de acuerdo a la ley el progenitor sobreviviente es el tutor legítimo de sus hijos, al morir el sobreviviente la tutela pasa al ascendiente más cercano.
•Tutor testamentario: el padre o la madre puede designar el tutor por un testamento, este es por la voluntad del progenitor supérstite (sobreviviente).
•Tutor dativo: es cuando se nombra un consejo de familia, este se hace a falta del tutor legítimo o testamentario.
•Tutor judicial: es cuando el tutor lo designa el tribunal, este pronuncia la privación total de la patria potestad.
En algunas legislaciones se permite que existan dos o más tutores, cuando lo aconseja que uno de ellos gestione la tutoría de la persona y otro la del patrimonio. La capacidad legal para ser tutor se concede a todos los mayores de edad, con plena capacidad para el ejercicio de los derechos civiles y que no incurran en causas de incapacidad.
Causas que incapaciten la función del tutor.
1.Los privados de la patria potestad
2.Los que hayan sido separados anteriormente de la función de tutela.
3.Los condenados a penas privativas de libertad mientras estén cumpliendo condena.
4.Los que hayan sido condenados, aún habiendo cumplido la pena, por delitos contra la familia.
5.Los que mantengan conflictos de intereses con los tutelados.
6.Aquellos que sean enemigos manifiestos del tutelado.
7.Los excluidos por los padres en documento notarial o testamento.
8.Aquellos que, de hecho, tienen imposibilidad absoluta de ejercer la tutela por edad, enfermedad o cualquier otro elemento objetivo similar.
2.Personas sujetas.Los menores de edad y los incapaces.
3.Extinción de la tutela.
La tutela, se extingue por la mayoría de edad del menor, por la emancipación, por su adopción, por su fallecimiento, por recuperación de la patria potestad del progenitor o progenitores o por resolución judicial que ponga fin a la incapacidad que dio origen a la tutela.
4.Finalización de la tutela
La finalización de la tutela exige la rendición de cuentas, ante la autoridad judicial, de la administración de los bienes que realizó el tutor.
5.Consejo de familia.
Es una asamblea de parientes por consanguinidad, de afines, o de amigos, precedida por el juez de paz. El consejo de familia esta compuesta por seis miembros, mas el juez de paz. (Ver art. 408 y siguientes del código civil). Existen miembros de derecho que son los hermanos, y hermanas de doble vínculo (mayores de edad), los ascendientes; si el número es inferior a seis, el consejo se completa con miembros elegidos por el juez de paz. Ver art. 407, c/c.

Modos de determinación.
1.- La filiación legítima es automática.
2.-La filiación natural (fuera del matrimonio ).
a) Reconocimiento del padre.(Confesión o admisión) ante el encargado del registro civil o ante un notario.
b) Sentencia de un juez.
Acciones.
a) La madre puede reclamar la filiación del hijo.
b) El padre puede reclamar la filiación del hijo.
c) El hijo puede reclamar su filiación.
El artículo 312 del c.c. Dispone que “El hijo concebido durante el matrimonio, se reputa hijo del marido. Sin embargo establece el criterio que el padre podrá desconocerle si prueba que en el tiempo transcurrido desde los 300 días anteriores al nacimiento de este, estaba por ausencia o por efecto de cualquier otro accidente en la imposibilidad física de cohabitar con la mujer.
Desde el art. 313 al 318 provee todo un régimen de circunstancia, situaciones que tendrá a su alcance la comprobación de la legitimidad de un hijo/
El art. 319 al 330 régimen de pruebas de la filiación.
Filiación nacida del matrimonio.
La filiación legítima es indivisible, el hijo legítimo es necesariamente de ambos cónyuges; esta es una filiación de derecho, resulta del nacimiento sin que tenga que intervenir la voluntad de los padres.
El acta de nacimiento y la posesión de estado son medio de prueba extrajudicial de filiación legítima.
La filiación natural es el vínculo que une al hijo nacido fuera del matrimonio con su padre, por una parte y con su madre, por la otra.
Esta es una filiación de hecho.
Efectos: Obligación alimentaria con cargo a los padres.
En anteriores tiempos el derecho permitía al hijo probar su filiación natural contra la voluntad de su padre o de su madre. En la actualidad el padre a discreción reconoce o no a su hijo. La filiación natural es individual.
El reconocimiento es el único medio de prueba extrajudicial de la filiación natural.
Reconocimiento y sus caracteres.
1.-Acto individual.La confesión no compromete sino a su autor.
2.-Acto declarativo.La confesión acredita una situación pre-existente.
3.-Acto irrevocable.Por ser una confesión, no cabe retractarse.
4.-Acto solemne. Es necesario un instrumento auténtico, proveniente del encargado del registro civil, de un notario o de un tribunal.

La filiación adoptiva.
Por la adopción, el adoptivo, deja de pertenecer a su familia, se extingue todo parentesco de consanguinidad y la ley establece parentesco civil entre el adoptivo y el (los) adoptante (s) y los parientes consanguineos de este.
Según la ley del código del menor se dispone que el adoptivo llevará como apellidos los del adoptante. Según el (cod. Del m.) art. 112 el registro anterior del acta de nacimiento debe ser anulada.
La adopción: Es una institución de derecho civil y su efecto es establecer entre las personas relaciones análogas a los que crean la junta nupcial entre el hijo y el jefe de familia.
Bajo la autoridad paterna se introduce en la familia civil personas que regularmente no tenían ningún parentesco natural (sanguineo) con el jefe.
Patria potestad.
Constituye una relacion paterno-filial que consiste en un regimen de protección de los menores no emancipados , donde se encomienda la protección de estos a sus padres, no deriva del contrato de matrimonio, es un derecho fundamentado en la naturaleza y confirmado por la ley.
1.- El matrimonio es la fuente principal de la potestad paterna (justae nupcial). Los hijos nacidos forman parte de la familia civild el padre.
Otras fuentes.
a) La legitimación (hijos de personas no casadas)
b)La adopción.
c)El reconocimiento.
Elementos.
1.- Es en beneficio del hijo..
2.-El padre y la madre tienen derechos iguales de ejercerla.
3.- Los padres la ejercen de manera independiente, a falta de uno el otro queda capacitado.
Patria potestad: Conjunto de derechos y obligaciones que la ley reconoce a los padres sobre las personas y bienes de sus hijos.
El régimen jurídico de la patria potestad es de orden público. La patria potestad tiene como finalidad atender el interés superior de los hijos.
Patria Potestad: Autoridad que tienen los padres para ejercer sus obligaciones como padres en cuanto a la asistencia.